Cultura


“Miguel León-Portilla logró que la voz del indígena fuera escuchada en todo el mundo”

Eduardo Matos Moctezuma rindió un homenaje al historiador y Premio Crónica, de quien dijo “siempre se preocupó por el pensamiento indígena, por rescatarlo, por darlo a conocer”/ Su libro Visión de los vencidos, es la voz del otro, del oprimido, y de ese estado de cosas no ha sido superado en nuestros días, añadió

“Miguel León-Portilla logró que la voz del  indígena fuera escuchada en todo el mundo”  | La Crónica de Hoy

¿Por qué ese interés de diferentes países por dar a conocer en tantas y tantas lenguas lo que contiene el libro Visión de los vencidos?, cuestionó el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma sobre la obra del filósofo e  historiador mexicano Miguel León Portilla (1926-2019). “Porque es la voz del otro, del oprimido, y de ese estado de cosas no ha sido superado en nuestros días”

“Pienso que algunos ganadores del Premio Nobel de Literatura envidiarían la suerte del libro en cuestión. Lo que logró Miguel León Portilla fue, simplemente, que la voz del indígena fuera escuchada en todos los ámbitos de la Tierra. ¿Qué actualidad tiene en estos tiempos cuando vemos que los “otros” se revelan y claman por sus derechos?”, expresó.

Durante la sesión final del seminario Tenochtitlan y Tlatelolco. Reflexiones a 500 años de su caída, el Premio Crónica 2017 rindió “un pequeño homenaje” en reconocimiento a quien “siempre se preocupó por el pensamiento indígena, por rescatarlo, por darlo a conocer y quien tuvo mucho éxito en su empeño”, Miguel León Portilla, Premio Crónica 2013. 

“Miguel León Portilla nos dio libros muy valiosos tratando de reivindicar el pensamiento indígena a través de su Filosofía náhuatl. Aquellos indígenas de los que se decía, prácticamente, que no pensaban, que no tenían una idea del universo, etcétera, etcétera, se ven reivindicados a través de esa obra de Don Miguel”.

No obstante, fue Visión de los vencidos, publicada originalmente en 1959, la obra con mayor impacto, pero ¿cómo surgió la idea de crearla? Para contestarlo, Matos citó a León Portilla: “Me impresionó mucho de algunos textos en que aparece el punto de vista indígena acerca de lo que fue la invasión española. Pude ver algunas traducciones que el padre Garibay había publicado; también tuve acceso a pinturas que hay en varios códices como el Códice Florentino, el Atlas de Durán, el Códice Telleriano Remense, el Vaticano A, en fin, hay como unos 15 códices que tocan aspectos de la conquista”. 

Hecho que le parecía impresionante, pues se tenían en español los relatos de Cortés, de Bernal Díaz del Castillo, de los Tapia, del Conquistador Anónimo, de Fray francisco de Aguilar y, en cambio, desconocíamos las perspectivas indígenas. 

“León Portilla reunió los textos indígenas y la primera edición de la obra apareció en la Biblioteca de Estudiante Universitario, el mismo miguel señala: Nunca sospeché que fuera a tener tanto impacto. Y vaya si lo tuvo, se han hecho muchas ediciones incluidas en la misma biblioteca, algunas de ellas hasta de 100 mil ejemplares”. 

En este punto, el arqueólogo fundador del Proyecto Templo mayor cuestionó ¿cómo estructuró Miguel León Portilla Visión de los Vencidos? “El alfa es empezar con los presagios de los que nos dan noticias fray Bernardino de Sahagún, el cronista de Tlaxcala, entre otros, en el cual se nos dan momentos desde 10 años antes de la Conquista y, en ellos, no se vaticina nada bueno para el imperio”

Quizá algunos de estos presagios caen dentro del aspecto de la fantasía, añadió, pero cobraron realidad en el momento en que empezaron a difundirse y a tener una expansión dentro de la población, “misma que también se encarga de irlos reproduciendo, ampliando, dándolos a conocer y demás. El mismo Sahagún señala que había pavor dentro de la población de Tenochtitlan por aquellos extraños sucesos que estaban aconteciendo”.

“Después, Miguel pone varios textos, varias versiones, de otros tantos cronistas en lo que se va dando desde la llegada de los españoles, cuando son avistados en el mar y todas las peripecias por las que se va llegando hasta el momento mismo de los combates por Tenochtitlan y Tlatelolco”.

“Y si el alfa fueron estos augurios, pronósticos y demás, el omega va a ser el relato de la conquista, el Anónimo de Tlatelolco y, también, una serie de cantos de tristeza por la caída de las ciudades mexicas”.

El omega es de una importancia fundamental desde que el padre Garibay lo tradujo del náhuatl al español -documento depositado en París-, explicó. “Ya se leía y veía en él una serie de aspectos que realmente impresionaban por lo claro que se explicaban, lo terrible que exponían en relación a lo que había sido aquella guerra”

“Entonces, pues, vemos cómo vemos en realidad ante un libro que llama la atención porque en pocas ocasiones tenemos la posibilidad de escuchar al vencido. Acuérdense de aquella vieja frase: la historia la hacen los vencedores. Bueno, Miguel León Portilla quiso darle la vuelta a esto”.

A propósito, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto, señaló que “es fundamental que se haya elegido esta sesión de clausura del seminario, para honrar a Miguel León Portilla, que seguramente estaría encantado de que profundicemos en conocimientos que él empezó a desentrañar y que nadie mejor que él sabía que son conocimientos fragmentarios e incompletos. Nadie mejor que él sabía que la tarea no está concluida ni concluirá”. 

 

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -