Opinión


Milicia y gobierno

Milicia y gobierno | La Crónica de Hoy

DRA. OLGA SÁNCHEZ CORDERO, SECRETARIA DE GOBERNACIÓN::

+Dios concede la victoria a la constancia

Simón Bolívar

 

Tomó apenas algo más del primer párrafo de un amplio ensayo titulado México: Militarización sin sentido, de Fernando Montiel, que publicó Gatopardo en su edición de diciembre de 2017 y dice:

“Existe un peligro real que se asoma en la crisis en México. El peligro no es que el gobierno de Enrique Peña Nieto permanezca incólume —tal y como lo apuntan sus detractores— ni de que caiga —como dicen sus defensores—. Lo primero ya es sólo un sueño en el que se regodean los ciegos, los sordos y los insensibles mientras que lo segundo —la caída del Presidente— es un anhelo que está más lejos de lo que la protesta exaltada quisiera reconocer.

“No. El peligro no estriba en ninguna de estas dos posibilidades, sino en otro fenómeno del que, pareciera, los grandes núcleos de población no están del todo conscientes: el peligro de la militarización…”

Estoy consciente de que inicio el camino que voy a censurar en adelante: la estulticia con que los gobiernos mexicanos abordan el tema militar desde los funestos meses del conflicto estudiantil del ‘68 y la lealtad con que las Fuerzas Armadas han soportado esa situación sin provocarle el menor rasguño al Poder Ejecutivo.

Esto apenas ha comenzado oootra vez con las discusiones en torno a la recién creada Guardia Nacional y lo único que pretendo con estas líneas es contribuir a tajarlo  antes de que se repita.

En su campaña política y como desde antes, el presidente López Obrador insistió en poner distancia con la instituciones militares, pero ahora se ha esforzado en tratarlas con reconocible deferencia y nada de malo tiene de eso, al contrario. La Nación debe ser una unidad; nada se debe esconder, pero se insiste en  exhibir… La Guardia Nacional se creó como un órgano civil incluso en sus mandos y todo mundo estuvo de acuerdo, pero luego vino el anuncio de quién integraría el mando superior y resultó que se trata de un militar ¡para presumirlo, secretaria!, incluso fuera del país, por su hoja de servicios que es para levantar el orgullo nacional en vez de generar una situación de desastre público. Si se quería que la Guardia Nacional arrancara con toda la fuerza y las garantías de honestidad, eficiencia y apoyo popular, pudo hacerse algo para esperar a que en agosto próximo o, incluso antes, si era tanta la urgencia, de que el general Luis Rodríguez Bucio concluyera sus trámites de retiro y asumiera su nueva responsabilidad con todo el brillo que su estatura profesional merece.

A cambio de lo anterior, lo que debió ser un día de fiesta para él, para las Fuerzas Armadas y para el Servicio Público Nacional se trocó ayer en una chunga de dimes y diretes que el país entero no merecía haber vivido.

Por hechos como ese, los mexicanos nos miramos hacia el suelo, con vergüenza y autolástima, pero sobre todo con coraje porque parecemos incapaces de ser más de la publicidad que nosotros mismos nos hacemos.

En consecuencia, secretaria Sánchez Cordero, permítame sugerirle que entre las responsabilidades que pretenda agregar a las que ya ejerce la Secretaría de Gobernación,  incluya una que merezca el esfuerzo íntegro y la atención preferente de todos los mexicanos bien nacidos:

INTEGRE, SI ES POSIBLE AL INICIO DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA, EL HONOR A LA NACIÓN COMO PRIMERA Y FUNDAMENTAL RESPONSABILIDAD DE CADA UNO DE SUS CIUDADANOS…

(Y como la próxima es la Semana Mayor, les deseo que también todos le hagamos honor cumpliendo en ella, cada quien, con sus respectivas obligaciones… Nos reencontramos el lunes de Pascua…)  

 

Gmail.com: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -