Opinión


Mítikah, después del niño ahogado…

Mítikah, después del niño ahogado… | La Crónica de Hoy

Mítikah, después del niño ahogado…

Dice el refrán popular mexicano que “después del niño ahogado quieren tapar el pozo”. El proverbio encaja muy bien a las autoridades capitalinas, puesto que el fin de semana pasado detuvieron a siete personas por talar 60 árboles sanos y de buen tamaño que le estorbaban a la constructora que está levantando las polémicas torres Mítikah. Raro que en esta zona de la alcaldía Benito Juárez, tan vigilada con equipo de video y patrullada las 24 horas, no se hayan dado cuenta del ecocidio que estaba ocurriendo en Real de Mayorazgo, entre las avenidas Universidad y México Coyoacán. Nos dicen que las autoridades, tanto ambientales, de la alcaldía y locales, lentas como las tortugas, como siempre, actuaron por denuncias ciudadanas, porque de no ser así, nada habría ocurrido, y la inmobiliaria seguiría con sus planes sin ser molestada.  

 

Sansores y Llarenas, ¿perredistas o morenistas?

Para los alcaldes morenistas Layda Sansores y Vidal Llarenas, porras, pancartas y buenos deseos… para sus acarreados, que llegaron desde muy temprano al recinto de Donceles, tortas,  promesas y continuidad de trabajo.  A los titulares de Álvaro Obregón y Azcapotzalco, respectivamente, sólo les faltó la lluvia de papelitos amarillos para dejar en claro que lo que bien se aprende nunca se olvida y que siguen usando las viejas prácticas perredistas: lucrar con los recursos públicos y establecer lazos clientelares vergonzosos. Pan con lo mismo, y eso que prometieron dar un giro y terminar con la forma de hacer política en la ciudad. Nadie les cree.

 

Asalto, no atentado

El escolta del periodista Héctor de Mauleón sufrió ayer un intento de asalto, mientras el también escritor comía en el restaurante Los Primos, en la Condesa. Tres presuntos delincuentes intentaron llevarse su carro, pero no sabían que adentro estaba el escolta del columnista, quien frustró el posible robo y mató a uno de los asaltantes e hirió a uno más. Una muestra de la grave inseguridad pública que se vive en el país, que en cualquier momento puede afectar a los ciudadanos. Este hecho, que fue asalto y no agresión, dicho por el propio de Mauleón —quien incluso dijo que nada tiene que ver con las amenazas del pasado— se dio a las 16:00 horas en las calles Francisco Márquez y Mazatlán, frente a muchas personas y con total libertad de acción de los asaltantes.

 

 

PepeCapitalino@gmail.com
@PepeCapitalino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -