Opinión


Mohamed bin Salman

La realeza árabe, de cara a un mundo mejor, muchas veces no tiene nada que enseñar. Esplendor de una abundancia exagerada hasta lo ofensivo, reinos heredables a personajes cada vez menos defendibles. Eso ya lo sabíamos, pero este príncipe ha ido más allá de lo concebible. La Organización de Naciones Unidas ha pedido castigo para este hombre que, cobijado en un poder dictatorial, decidió la muerte de un periodista. Es probable que no llegue el castigo ni el juicio en tribunales internacionales que pide la ONU, pero el repudio general hacia el príncipe Mohamed Bin Salman está garantizado.

Mohamed bin Salman | La Crónica de Hoy

 La realeza árabe, de cara a un mundo mejor, muchas veces no tiene nada que enseñar. Esplendor de una abundancia exagerada hasta lo ofensivo, reinos heredables a personajes cada vez menos defendibles. Eso ya lo sabíamos, pero este príncipe ha ido más allá de lo concebible. La Organización de Naciones Unidas ha pedido castigo para este hombre que, cobijado en un poder dictatorial, decidió la muerte de un periodista. Es probable que no llegue el castigo ni el juicio en tribunales internacionales que pide la ONU, pero el repudio general hacia el príncipe Mohamed Bin Salman está garantizado.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -