Escenario


Mónica del Carmen: “Las historias creadas por mujeres poseen una sensibilidad única”

Entrevista. La actriz reflexiona sobre la desigualdad de género en México a propósito de su nominación a Mejor Coactuación Femenina por “Asfixia”

Mónica del Carmen: “Las historias creadas por mujeres poseen una sensibilidad única” | La Crónica de Hoy

Fotogramas de la película Asfixia.

Tras salir del reclusorio, Alma (Johana Fragoso Blendl) busca recuperar su vida y tener una segunda oportunidad de hacer las cosas correctamente. Su encuentro con Clemente (Enrique Arreola), un solitario hipocondríaco, servirá como el puente para encontrar un nuevo punto de inflexión en la vida de la protagonista.

Las segundas oportunidades son algunas de las estructuras sobre las que la película sostiene a sus protagonistas; una redención que es forjada por la propia naturaleza del guion, y que el personaje de Mónica del Carmen utiliza para concretar sus propios objetivos:

“Es importante construir una empatía ante la intención de modificar los conflictos de género en nuestro país; problemas que la película aborda a través de situaciones donde la discriminación y la violencia de género son evidentes, reflexionando sobre una necesidad de brindar una segunda oportunidad a las mujeres, creando contextos idóneos de existencia y bienestar”, dijo a Crónica Escenario.

“Mi personaje tiene la oportunidad de reconstruir su vida fuera de las metas que se tenían preestablecidas para la mujer en México”, mencionó la nominada a los Premios Ariel 2020 a Mejor Coactuación Femenina por encarnar el personaje de Concepción en la película Asfixia, dirigida por Kenya Márquez.

Múltiples son los factores que detonan un desequilibrio de género en la nación, y Asfixia (2018) solo proyectó un fragmento del gran monstruo en el que se ha transformado la desigualdad para la mujer:

“La explotación y desigualdad de oportunidades para la mujer, es uno de los más grandes males de nuestro país. Tengo la fortuna de tener un origen indígena con una buena preparación, la cual —por desgracia— es carente en gran parte de nuestro territorio, además de otras atenuantes como el difícil acceso a los servicios de salud, limitando la oportunidad de elegir una vida de bienestar digna”, aseveró la actriz.

Son muchos los sectores que padecen de una falta de equidad laboral, y el gremio cinematográfico no se desprende de esta problemática tan fácilmente. Durante los últimos años, la presencia de la mujer en la industria fílmica es más asidua; sin embargo, aún existe un terreno amplio que recorrer en materia de igualdad de oportunidades.

“La mujer en el cine mexicano se ha abierto paso en los últimos años, teniendo representantes importantes como Natalia Beristáin, Tatiana Huezo, Ángeles Cruz o la propia Kenya Márquez. Para lograr una reconversión en las miradas de los medios audiovisuales y de comunicación, es importante abrir las puertas a nuevos temas e imaginarios alrededor del bienestar para las mujeres, además de ofrecer mayores oportunidades médicas y educativas a las mujeres indígenas”, resaltó.

La discusión de años atrás, respecto a si existe una sensibilidad única en las historias vistas a través de los ojos de la mujer, han creado una amplia gama de opiniones que genera una expectativa única con las realizadoras del medio.

“Cuando una mujer consigue tener una voz, siempre tiene algo muy importante que decir, ya que sus vistas se originan desde zonas sin privilegios; el género en nuestro país, otorga privilegios, y desde esa postura las historias creadas por mujeres poseen una sensibilidad única, desarrollando realidades diferentes a las acostumbradas”, subrayó la coprotagonista de Asfixia.

Kenya Márquez escribió el personaje de Conchita, pensando en Mónica del Carmen, lo cual logró que existiera una conexión más profunda de la actriz con su papel, utilizándolo también para mostrar sus propias inquietudes a través de su labor actoral.

“Mi participación en esta producción me dejó una lección de solidaridad entre mujeres, a través del vínculo que establecen los personajes femeninos de la cinta, a pesar de la lucha que deben enfrentar en contra de la figura masculina propuesta en pantalla, es decir, un sentimiento de individualidad femenina construida por la propia colectividad entre mujeres”, fue la reflexión de la actriz nominada.

Asfixia se convierte en una metáfora de nuestras circunstancias actuales, observando en la producción de Márquez, una oportunidad de nutrir nuestras miradas con una evolución en nuestro concepto de paridad de género, y sirviendo como ventana para observar un panorama nacional que aún requiere una labor conjunta minuciosa.

Los premios Ariel se llevarán a cabo el próximo domingo 27 de septiembre, donde Asfixia cuenta con un total de 7 nominaciones, incluyendo mejor dirección y película.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -