Mundo


Mueller imputa a Stone, exasesor de Trump, y lo vincula a WikiLeaks

El fiscal especial cree que el veterano ideólogo conservador fue el enlace entre la campaña del republicano y el portal de Assange. “Es todo mentira y no declararé contra el presidente”, la respuesta

Mueller imputa a Stone, exasesor de Trump, y lo vincula a WikiLeaks | La Crónica de Hoy

El fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, ordenó ayer el arresto de Roger Stone, exasesor de campaña de Donald Trump e ideólogo republicano, y le imputó cinco delitos por declaración falsa, uno de obstrucción de procedimiento oficial y otro por manipulación de testigo. Todos ellos, ligados a las investigaciones por la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en EU.

Stone participó de manera formal en la precampaña electoral de Trump, hasta agosto de 2015, y después de eso mantuvo contacto informal pero regular con el equipo del republicano, y apoyó públicamente a Trump, según recordó el documento acusatorio.

ENLACE CON WIKILEAKS. La fiscalía considera a Stone como el probable enlace entre la campaña del ahora presidente con el portal WikiLeaks, que en julio de 2016, en plena campaña, filtró correos electrónicos del Partido Demócrata que eran “perjudiciales” para la rival de Trump, Hillary Clinton, según considera el texto.

“Alrededor del 4 de octubre de 2016, el empleado de la campaña de Trump le preguntó a Stone a través de un mensaje de texto si había escuchado más de Londres’”, en referencia a Julian Assange, fundador del portal, que lleva más de seis años refugiado en la embajada de Ecuador en la ciudad. “Stone respondió: ‘Sí, quiero hablar en una línea segura ¿Tienes WhatsApp?” Posteriormente, Stone le dijo al miembro de la campaña de Trump que se publicaría más material y que sería perjudicial para la campaña de Clinton”, prosigue el relato de la fiscalía.

ENCUBRIMIENTO. En cuanto a los cargos, el equipo de Mueller acusa a Stone de ­haber mentido a la Cámara de Representantes y al Senado en septiembre de 2017, en sendas comparecencias en las que insistió en que no hubo colusión con Rusia. Además, la acusación afirma que Stone presionó a otro testigo, identificado como Persona 2, para que no declarara ante el Comité de Inteligencia de la Cámara baja sobre el mismo asunto.

RECHAZO TOTAL. Stone, que fue arrestado en su casa de Fort Lauderdale, Florida, a las seis de la mañana, pagó una fianza de 250 mil dólares para salir en libertad con cargos. Luego ofreció una rueda de prensa improvisada en la que rechazó todos los cargos, que consideró ”acusaciones falsas”.

Stone, de 66 años y que ha servido como asesor a buena parte de los presidentes republicanos en las últimas décadas, agregó que no testificará “en contra del presidente”, como sí ha hecho el exabogado de éste, Michael Cohen.

DISTANCIA. La vocera presidencial, Sarah Sanders, se apresuró en afirmar que la detención “no tiene nada que ver” con Trump porque “el presidente no ha hecho nada malo”. El propio mandatario aprovechó para insistir en Twitter en que la investigación de Mueller es una “caza de brujas”.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -