Escenario


Músicos que tocaron en Avándaro alistan evento especial a medio siglo de distancia

Cobertura. Integrantes de Tequila, Peace & Love, Los Dug Dug’s y La Revolución de Emiliano Zapata, anunciaron el evento conmemorativo que verá la luz en septiembre

Músicos que tocaron en Avándaro alistan evento especial a medio siglo de distancia | La Crónica de Hoy

Foto: (Especial) Imagen de 1971 cuando más de 250 mil personas se reunieron en Valle de Bravo en el momento más importante del rock en México.

El 11 y 12 de septiembre de 1971 se realizó el festival más importante de rock en México. Más de 250 mil personas se dieron cita en Valle de Bravo para manifestar la unión pacífica por el rock con el Festival de Rock y Ruedas, que con el tiempo pasó a llamarse simplemente como Avándaro. Este año se cumple medio siglo de aquel acontecimiento y para conmemorarlo se está organizando un evento especial por parte de algunos miembros de grupos que formaron parte de aquel icónico concierto.

“Esto se viene gestando hace casi dos años, queríamos celebrar Avándaro de una manera diferente, no nada más el reventón, sino que la idea era hacerlo muy en grande, obviamente la pandemia vino a impedir que se lograra hacer a ese nivel”, expresó Ricardo Ochoa, fundador de la banda Peace and Love.

“La idea era hacer un Avándaro en el cual había que dignificar al rock mexicano. A Armando Molina, en paz descanse, se le hará también un homenaje en la celebración del 11 de septiembre, pues él fue quien tuvo la maravillosa idea de convocar a los grupos que estuvimos presentes y también se celebrará a muchos que debieron haber estado en Avándaro en ese entonces y no ocurrió así”, adelantó el músico.

Aquel evento histórico tuvo presentaciones de agrupaciones como Tequila, Peace & Love, la Tinta Blanca. Los Dug Dug’s, La Revolución de Emiliano Zapata, Javier Batiz y sus TJ’s, Alex Lora y sy Three Souls in my Mind (hoy El Tri) y La Máquina del Sonido, por mencionar algunos. Algunos miembros de esas agrupaciones se unieron para anunciar el evento conmemorativo:

“Estoy muy contenta de generar una alianza para dignificar el rock porque en los 70 y posteriormente hemos sido invisibles. Aún hay gente que es sobreviviente de Avándaro y esto no se trata de un festivalito con medallitas, esto es el rock para la posteridad, esto es el rock en México hecho en los 70 para dejar un legado a las nuevas generaciones para que se enteren cual fue la verdad de Avándaro”, expresó Maricela Durazo, vocalista de Tequila.

“Para los grupos actuales nos preguntamos qué significamos nosotros para ellos. Ellos son los que están arriba, especialmente los más conocidos. Creo que todos los grupos actuales saben lo que hicimos y aunque muchos no logramos llegar a la meta que nos propusimos, porque Avándaro también significó la devastación de algunos grupos, sí logramos perseguir al rock por muchos años a pesar de que se catalogaba como un género maligno y venenoso para la sociedad”, añadió en turno Armando Nava, cantante de Dug Dug’s.

La importancia de este festival no radica en la magnitud del evento, sino en el contexto en el que se desarrolló. Para 1979 la situación en México era tensa, la matanza del Jueves de Corpus, mejor conocido como Halconazo del 71, hacía recordar el caso de la matanza de Tlatelolco a escasos dos años de que esto sucediera.

“El rock nacional, el rock del Distrito Federal, fue prohibido, vetado, perseguido, anulado y borrado del mapa desde 1965 cuando cerraron todos los cafés que había cientos. Las estaciones de radio tocaban los discos de rock cada cinco minutos y había grandes hits, incluso la televisión tenía muchos grupos cada semana y el gobierno de Díaz Ordaz con su regente Ernesto Uruchurtu, se les ocurrió prohibir el rock”, señaló Lalo Toral, tecladista de Los Yaki.

“Ellos prohibieron a las disqueras que grabaran rock. Entonces las disqueras tomaron a los cantantes de los grupos y los convirtieron en solistas, ya no eran los grupos y no hacían rock sino baladas. Eso propiamente es lo que acabó con el rock en México, para cuando viene Avándaro en 1971, ya habían pasado seis años que no había rock en el Distrito Federal, solamente el clandestino, el de los hoyos funkys”, continuó el músico.

Con su memoria en el pasado Toral ejemplificó el fenómeno con algunos casos: “A Enrique Guzmán lo sacaron de los Teen Tops para hacer baladas, a César Costa de los Camisas Negras, a Johnny Laboriel de Los Rebeldes del Rock, a Manolo Muñoz de Los Gibson Boys de Guadalajara y así una lista interminable. De la noche a la mañana ya no hubo rock en la televisión”, dijo.

“Fue el gobernador del Estado de México Hank González el que nos dijo que nos fuéramos para allá porque ahí no estaba prohibido el rock y entonces fue cuando Armando Molina llegó para armar lo de Avándaro. Gracias a la gente del DF y de lugares a los alrededores es que se genera el ruido, lo importante de Avándaro es que se da cuando el rock ya estaba borrado del mapa”, enfatizó la importancia del festival.

En la conferencia de presentación hablaron de cuatro puntos específicos sobre el propósito del evento de celebración de los 50 años:

Primero: Convocaremos a las nuevas generaciones de músicos de rock, para establecer con ellos un canal de comunicación transgeneracional nunca antes visto. Segundo: Invitaremos a académicos de diferentes universidades del país, para que compartan con nosotros sus reflexiones en torno al fenómeno del rock mexicano en la actualidad.

Tercero: Hacemos un llamado a todos los medios de comunicación, líderes de opinión e influencers, a sumarse a la cobertura, a partir de este momento, de las diferentes actividades que se llevarán a cabo con motivo de este festival. Cuarto: Les informamos que el programa oficial de las actividades se dará a conocer el día 11 de agosto del año en curso, a través de nuestra página: www.festivalavandaro.com, que queda habilitada desde el día de hoy.

“Nos estamos tomando el tiempo por la sencilla razón de que el valor más importante que estamos transmitiendo es la música de cada uno de los que estuvieron ahí en Avándaro, tanto con los que no estuvieron”, dijo Ricardo Ochoa.

“El verdadero motivo de Avándaro y de nuestra generación es la fraternidad, y paz y amor, es lo que se debe revalorizar en esto que se está anunciando”, concluyó Javier Martín del Campo de La Revolución de Emiliano Zapata.

Comentarios:

Destacado:

+ -