Nacional


Nadie duda de que vendrá la crisis económica, lo que no sabemos es la profundidad: Chertorivski

Gastar, impulsar la inversión pública, aceptar el fondo perdido para apoyar a los negocios pequeños que más sufrirán una recesión, los consejos que aún la administración federal no ha tomado.

Nadie duda de que vendrá la crisis económica, lo que no sabemos es la profundidad: Chertorivski | La Crónica de Hoy

Ya nadie tiene dudas de que después de la emergencia sanitaria, que ahora es lo importante, lo que hay que atender, tendremos que afrontar una recesión muy pronunciada, comenta Salomón Chertorivski en plática telefónica con Crónica.

El economista, con experiencia también en el sector salud de la Administración Pública Federal, comenta que el frenón mundial toma mal parada a la economía mexicana y de allí que se requieran medidas de emergencia, que pasa por que el gobierno gaste, incluso acentuando los apoyos directos del gobierno amlista (por ejemplo, duplicar el que se da a adultos mayores). 

Se requiere, dice Chertorivski, aumentar extraordinariamente la inversión pública que hoy está prácticamente detenida y de cara a una gran desconfianza del sector privado.

Hay que olvidarse del superávit, agrega, y olvidarse de todos los preceptos de la economía ortodoxa, pero por desgracia alguien convencido de esas tesis habita Palacio Nacional.

El economista ratifica lo que ha expuesto el grupo consultivo Pensando en México: la austeridad de la 4T es una austeridad mal entendida y que resulta poco aconsejable como medida para afrontar la crisis económica que se está fraguando por debajo de la crisis sanitaria.

Lo que Chertorivski refiere es un gran impulso a la inversión pública, incluso retomando los megaproyectos amlista. Algunos segmentos del Tren Maya, los que no implican complicaciones porque ya se tiene el derecho de vía, son oportunos en este momento, pero no así la apuesta por una megarefinería en dos bocas, que va a chupar recursos que se podrían inyectar a la economía de otra manera. Otro punto que aborda el economista es el de apoyos a pequeños y medianos negocios que están de cara a meses en los que su existencia se verá en riesgo, “¿qué van a hacer las miles de papelerías, peluquerías, restaurantes y demás?” e indica que es tiempo de perfilarles apoyos fiscales y económicos, aun a sabiendas que muchos recursos se irán a fondo perdido.

Incluso plantear un seguro de desempleo en este momento crítico.

Es decir, inyectar dinero a la economía, como lo hacen las economías más poderosas del mundo ante el COVID-19. La crisis, asegura, allí está, de lo que queda duda es si sabremos hacerla lo menos profunda posible. 

Comentarios:

Destacado:

+ -