Opinión


Nadie lo quiere

Nadie lo quiere | La Crónica de Hoy

Nadie lo quiere

El anuncio de que Mauricio Toledo dejará el PRD para sumarse —lo adivinó usted— a Morena generó todo tipo de reacciones negativas.

Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno, se manifestó de manera contundente en contra y dijo incluso que la procuraduría capitalina sigue los movimientos del exdelegado en Coyoacán.

La molestia deriva del hecho de que el proyecto de Claudia de limpiar la ciudad choca de frente con un político cuestionado que trasladará su mala fama al partido.

Toledo no tiene regreso al PRD, pues lo que queda de ese partido arrancó al proceso para expulsarlo de sus filas. El Sol Azteca aprovechó para dejarle a Toledo un recuerdito en la espinilla: dijo que no tolerará actos de corrupción en sus filas. 

 

No se impresionaron

Suena mucho, pero a decir de los expertos resultó insuficiente.

Nos referimos a los 15 mil millones de pesos que Pemex tendrá este año, con lo que se busca fortalecer sus finanzas.

La idea es la 4T era aligerar de manera sustantiva la carga fiscal de la paraestatal, pero la realidad, como suele ocurrir, se impuso.

El gobierno federal, el país, mejor dicho, depende demasiado de los impuestos que se recaudan a través de la venta de hidrocarburos.

Los mercados internacionales, incluidas aquí las calificadoras, vieron con buenos ojos la medida, pero no mostraron, ni de lejos, entusiasmo.

 

Golpes propagandísticos

En su conferencia mañanera el presidente López Obrador abordó el tema de la Comisión Reguladora de Energía ejerciendo el derecho de réplica.

Le molestó el comentario que hizo el presidente de la Comisión, Guillermo García Alcocer, que descalificó las ternas enviada por el Presidente.

La respuesta no tardó. Sin ocultar su enojo, AMLO acusó a García Alcocer de caer en conflicto de intereses. No dio más datos y prometió que la historia tendrá su clímax en la conferencia matutina del lunes.

No es la primera vez que el mandatario hace señalamientos sobre personajes incómodos ante la prensa y no ante la ley, como sería de esperar del titular del Poder Ejecutivo.

 

El estigma de Badiraguato

El viaje del presidente a una de las comunidades emblemáticas del narco en México, Badiraguato, Sinaloa, emite mensajes importantes.

El primero, en el marco del juicio en Nueva York contra el Chapo Guzmán, es que el Estado mexicano hace presencia en la población que carga el estigma de ser la cuna de los jefes del cártel de Sinaloa, el Mayo Zambada y el Azul Esparragoza, además del propio Guzmán Loera.

El segundo es que el Presidente ha dicho que el tiempo de ir por las cabezas de los cárteles terminó. 

Ahora buscará atender el problema del crimen organizado con soluciones de fondo, integrales y mucho menos violentas, como los programas sociales que ofrece poner en marcha.

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -