Opinión


Nico Castillo

El jugador del América le dio un respiro (por no decir que fue una gran bocanada de aire) a su equipo. Regresó a las canchas luego de dos meses tras sufrir la fractura del peroné de la pierna derecha. Muchos pensarían que una lesión de semejante magnitud y zona disminuiría la habilidad de cualquier participante del balompié. Pero no fue así, Castillo volvió y de una forma espectacular. Sesenta días de ausencia y colocó el primer esférico que tocó en la red del oponente. Una hazaña deportiva y muestra de garra.

Nico Castillo | La Crónica de Hoy

El jugador del América le dio un respiro (por no decir que fue una gran bocanada de aire) a su equipo. Regresó a las canchas luego de dos meses tras sufrir la fractura del peroné de la pierna derecha. Muchos pensarían que una lesión de semejante magnitud y zona disminuiría la habilidad de cualquier participante del balompié. Pero no fue así, Castillo volvió y de una forma espectacular. Sesenta días de ausencia y colocó el primer esférico que tocó en la red del oponente. Una hazaña deportiva y muestra de garra.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -