Mundo


Nicolás Maduro propone elecciones legislativas y quedarse él de presidente

Sigue creyendo que no es parte del problema sino la solución a la crisis venezolana. Su propuesta es el “regalo” que hace a la oposición, en su primer año de mandato, tras su polémica reelección

Nicolás Maduro propone elecciones legislativas y quedarse él de presidente | La Crónica de Hoy

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso este lunes adelantar las elecciones legislativas, previstas para 2020, como una forma, asegura, de generar una solución “pacífica” a la crisis política y económica que atraviesa el país sudamericano.

“Tengo una propuesta hoy 20 de mayo a las oposiciones: vamos a medirnos electoralmente; vamos a elecciones adelantadas de la Asamblea Nacional para ver quién tiene los votos, para ver quién gana”, dijo el líder chavista en un acto proselitista, en el que no hizo mención a la primera exigencia de su adversario, Juan Guaidó, para sentarse a negociar: su renuncia.

Maduro remarcó que el Legislativo, que ganó por mayoría absoluta las elecciones en 2016, es la “única institución que no se ha legitimado en los últimos cinco años”, tiempo en el que el Consejo Nacional Electoral (CNE, de obediencia chavista) organizó y convalidó el resultado de las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, boicoteadas por la oposición tras denunciar persecución y que se cocinaba un fraude masivo.

El Tribunal Supremo (también de obediencia al régimen) declaró al Legislativo en desacato por lo que sus actos son considerados nulos y en 2017 Maduro auspició la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada sólo por chavistas, a los que encargó la redacción de una nueva Constitución “que perpetúe la revolución bolivariana que inició Hugo Chávez”.

“Solución pacífica”. “Vamos a hacer elecciones. Vamos para una solución pacífica, electoral, democrática, constitucional. Yo quiero elecciones, elecciones ya”, proclamó el mandatario, sin hacer mención a la persecución de diputados opositores, a los que el Supremo ha despojado de inmunidad parlamentaria, alegando apoyo al fallido golpe de Estado de Guaidó.

En un acto con cientos de simpatizantes en Caracas, el líder chavista se refirió a la primera jornada de contactos con la oposición, celebrada en Noruega la semana pasada.

“Hemos sostenido una primera jornada con la mediación del gobierno de Noruega. Muy positiva, tengo que decir, soy un hombre que cree en la palabra como vehículo para superar las diferencias”, expresó.

“No soy un inocentón”. Pese a su mano tendida, el mandatario advirtió que no debe ser vista como una debilidad de su parte.

“Ahora, no vayan a creer que soy un bobalicón, no vayan a confundirse que soy un inocentón; creo en la paz, creo en el diálogo, pero estoy preparando al pueblo para defender la patria, como sea, donde sea y cuando sea”, advirtió.

“Sé con quienes estamos hablando, estamos hablando con el diablo, que Dios nos ampare y nos proteja, pero si con el diablo mismo hay que hablar por la tranquilidad y la prosperidad de Venezuela, vamos a hablar con el diablo mismo”, subrayó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -