Metrópoli


Niñez en la CDMX: en tiempos violentos, sobrevigilada e inmersa en mundos virtuales

Hoy en día la infancia se vive en lugares cerrados y en la mayoría de los casos frente a una pantalla, ya sea de celular, televisor o consola de videojuegos

Niñez en la CDMX: en tiempos violentos,  sobrevigilada e inmersa en mundos virtuales  | La Crónica de Hoy

Ser niño en la Ciudad de México: juegos de video, redes sociales y tareas en casa. Los parques y deportivos, sólo si los acompañan sus padres o hermanos mayores.

Existe el temor de los padres a ser alcanzados por la inseguridad, aunque en la mayoría de los casos no pase nada.

Hoy en día, a diferencia de otras generaciones, la infancia se vive en lugares cerrados y en la mayoría de los casos frente a una pantalla, ya sea de celular, televisor o consola de videojuegos. Según pedagogos la percepción de un incremento de violencia obliga a los padres de familia a mantener a sus hijos en casa por miedo a que les suceda algo o sean testigos de un acto delictivo. Están sobreprotegidos.

En comparación de las décadas anteriores, como en los 60, 70 y 80,  cuando los niños jugaban en completa libertad en calles o parques,  en la actualidad encuentran diversión con juegos de video, redes sociales y plataformas streaming (como Netflix).

“Los niños capitalinos se encuentran inmersos en una sociedad con problemas serios de violencia e inseguridad, haciendo que se vea afectada por estas razones y que hasta en algunas ocasiones vivan estresados, causando repercusiones en su bienestar psicológico emocional y hasta en su desarrollo de forma integral”, dice Eréndira Palacios, especialista en pedagogía.

Adriana Robles reconoce que no deja salir solas, “ni a la tienda”, a sus tres hijas. La razón, “el índice de inseguridad hacia los niños se ha manifestado más en estos tiempo, ahorita ya todo el mundo sale con miedo a la calle, antes podías mandarlos a la tienda solitos, ahora ya no dejas ni que salgan a jugar por el miedo que tienes”.

“Tiene que ver el cómo estamos orientando a nuestros hijos. Tengo que decirle a mis hijas que estén al pendiente y que se fijen en quiénes se les acercan y qué pasa a su alrededor, y además tener una buena comunicación con ellos en todo momento, para que sepan queécosas están bien y con cuáles corren riesgos”, agregó Adriana.

Eréndira Palacios, quien actualmente es directora de la Escuela Patricio Sanz, ubicada en el Barrio de San Lucas de la alcaldía Coyoacán, dijo a Crónica que uno de los principales retos al que se enfrenta la niñez mexicana es a hacerle frente a  los altos niveles de inseguridad, violencia y bullying.

Añade que “actualmente nos enfrentamos a problemas severos comunicación y  disolución familiar lo que hace que aunado al clima social que vivimos, no se les permita a los niños desarrollarse de manera integral y disfrutar su niñez plenamente ya que este clima genera un nivel de estrés increíble tanto en los padres como en los niños, que tienen miedo de que les pueda pasar algo, viviendo en una especie de estrés y miedo, que es como tener secuestrada la libertad de los niños”.

PROBLEMAS FRECUENTES.  Una gran parte de los niños de la Ciudad de México, este 30 de abril, están más preocupados por el bullying y explotación que viven y de la que son testigos todos los días, que por festejar el Día del Niño.

Datos registrados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indican que siete de cada 10 niñas y niños de primaria y secundaria en México sufren violencia escolar, el tan temido bullying, lo que ubica al país el primer lugar de casos registrados, de acuerdo con  sus cifras.

En la capital del país, de enero a la fecha, el Consejo Ciudadano ha recibido 80 llamadas para pedir apoyo y reportar casos de bullying.  De  éstas,  el  45  por  ciento  refieren  que  la  acción  de acoso se dio en primarias; el 35 en secundarias; el 10 por ciento en el nivel preescolar, y el porcentaje restante en los niveles Medio Superior y Superior. 

El organismo indicó que un 44.7% de alumnas y alumnos de dichos niveles escolares han vivido algún caso acto de violencia verbal, psicológica, física y a través de redes sociales.

Sasha e Ineth, de 11 años, son víctimas de este acoso en la escuela. Sus compañeras de salón no paran de insultarlas y de agredirlas por el simple hecho de ser gemelas. Ya le contaron a su mamá del caso, pero, por miedo, no denuncian su caso ante las autoridades educativas.

NO PARAN DE TRABAJAR. En cuanto a la explotación laboral, se estima que más de 50 mil niñas y niños son obligados a realizar actividades que van desde pedir limosna, limpiar parabrisas, escupir fuego y vender productos en la vía pública.

De acuerdo con datos del Módulo de Trabajo Infantil del INEGI 2017, 3.2 millones de niñas, niños y adolescentes que van de los 5 a los 17 años trabajan en México, de los cuales 2.1 millones tienen una ocupación no permitida.

 “Una realidad triste en la capital de nuestro país, proviene del abandono que se visualiza en los niños, las niñas y los adolescentes que son explotados laboralmente en lugar de acudir a un centro educativo o jugar mientras gozan de los derechos humanos que las legislaciones federal y local les han otorgado” comentó el vicecoordinador de Morena en el Congreso, José Luis Rodríguez Díaz de León.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -