Mundo


"No estoy escapando, la lucha sigue", dijo Evo Morales al renunciar

El ya expresidente boliviano Evo Morales resaltó hoy que su decisión de renunciar al cargo es para evitar un derramamiento de sangre y para contribuir a la pacificación del país.

El ya expresidente boliviano Evo Morales resaltó hoy que su decisión de renunciar al cargo es para evitar un derramamiento de sangre y para contribuir a la pacificación del país.

“No estoy escapando”, dijo Morales, al tiempo que recalcó su postura de que ha sido víctima de un golpe de Estado. No hay motivos para escapar porque “no he robado nada a nadie”. “Miles y miles de obras, gracias al crecimiento económico logrado, avalan nuestra gestión”, agregó.

En su mensaje a la nación para explicar su renuncia y la de su compañero de fórmula y gobierno, el exvicepresidente Álvaro García Linera, el líder indígena subrayó que dejan una Bolivia liberada, un país con futuro, y alertó que “seguiremos luchando con el pueblo para que no se nos caiga Bolivia”.

La lucha sigue, precisó el exmandatario, para luego advertir que “el sistema capitalista no es la solución de la humanidad”, sino el socialismo, que guio todo su obrar desde que llegó al poder en 2006. “El imperialismo es causa de males, no solución”, “que no vuelvan las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Bolivia”, añadió.

Detalló que su renuncia va dirigida a evitar que su familia y las de sus correligionarios sigan siendo amenazadas y amedrentadas, e instó a sus opositores a que no destruyan todo lo conseguido en materia de justicia económica, crecimiento y reducción de la pobreza.

Por su parte, Linera pidió a aquellos que “nos robaron el voto” que “no destruyan Bolivia”. "El golpe de Estado se ha consumado", pero "cumpliremos la sentencia de Tupac Katari (caudillo separatista de la etnia aymara), volveremos y seremos millones", concluyó.

La renuncia de Morales y Linera se espera ponga fin a casi tres semanas de inestabilidad postelectoral, tras la denuncia opositora de fraude en los comicios del 20 de octubre. Una auditoría de la OEA dictaminó hoy la existencia de irregularidades en el ejercicio y recomendó un nuevo proceso electoral, imparcial e independiente.

Morales anunció en la mañana la realización de nuevas elecciones bajo una autoridad electoral renovada, pero luego de que comenzaran a sucederse una serie de renuncias de sus partidarios y los jefes de las fuerzas armadas y la policía le retirasen su apoyo y le instasen a renunciar, optó por abandonar definitivamente la Casa Grande del Pueblo, actual sede presidencial.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -