Nacional


Nos guste o no, la inseguridad seguirá si no se atienden las causas profundas: Durazo

Sostuvo que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador heredó un “Estado arrinconado”, visto, en el mejor de los casos, como “un mal guardián del orden” y con territorios que no eran realmente gobernados por quien legítimamente debía hacerlo.

Nos guste o no, la inseguridad seguirá si no se atienden las causas profundas: Durazo | La Crónica de Hoy

Foto: Cuartoscuro/Archivo

En México, “nos guste o no”, la inseguridad seguirá presente hasta que abordemos a plenitud las causas profundas que generan la violencia, aseveró el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño.

Al participar en el seminario Violencia y Paz, en las instalaciones de El Colegio de México, sostuvo que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador heredó un “Estado arrinconado”, visto, en el mejor de los casos, como “un mal guardián del orden” y con territorios que no eran realmente gobernados por quien legítimamente debía hacerlo.

En esas condiciones, mencionó que no fue difícil llegar a la conclusión de que era obligado repensar lo hecho en décadas pasadas y realizar cambios de fondo en la estrategia; “decidimos no emborracharnos con la idea conservadora de la guerra contra el narco”, puntualizó.

Señaló que, por ello, ahora está iniciando una nueva época en materia de seguridad, lo cual abre la posibilidad de que todo cambie en el futuro, “convencidos de que la violencia siempre pierde, así gane la primera batalla”.

“El Plan Nacional de Paz y Seguridad parte de un principio rector; la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia, nos guste o no la inseguridad seguirá presente hasta que abordemos a plenitud las causas profundas que generan la violencia”, expresó.

Comentó que esto significa garantizar oportunidades de educación, salud y bienestar para la población, particularmente los jóvenes, así como promover la regeneración ética de la sociedad y terminar con la corrupción, ese mal endémico de los cuerpos de seguridad pública y justicia.

Expuso que, según datos del Banco Mundial, México se encuentra en el lugar número 134 entre 175 países evaluados, y esa corrupción en el sector público ha estigmatizado particularmente a los cuerpos de seguridad.

“Es imposible tener policías limpias en el marco de gobiernos corruptos e impunes, por ello primero nos abocamos a poner orden en el gobierno, segundo a poner orden en los cuerpos de seguridad”, añadió.

Sostuvo que se ha avanzado ya, “muy sólidamente”, correlacionando las políticas de orden social con las de seguridad para generar, gradualmente, un nuevo entorno público, mediante una estrategia sustentada en diversos programas sociales y de bienestar.

Adicionalmente, mencionó que se tomó la decisión de rediseñar las instituciones de seguridad para dotar al Estado mexicano de los instrumentos necesarios para combatir eficazmente la inseguridad y violencia en el país.

Además se buscó evitar las experiencias de otros gobiernos, como la creación de la Gendarmería, “que terminó como un parche mal pegado a la Policía Federal”, refirió.

Mencionó que los cambios propuestos demandaron reformas constitucionales y legales, entre los que se encuentra la creación de la Guardia Nacional, que cumplirá una función más preventiva que reactiva, y en 2021 llegará a integrar a 140 mil elementos.

ijsm

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -