Metrópoli


Nos Queremos Vivas Neza, reinventando el feminismo desde el barrio

“Nos hartamos de las autoridades sordas y ciegas, por eso nos protegemos entre nosotras”

Nos Queremos Vivas Neza, reinventando el feminismo desde el barrio | La Crónica de Hoy

Fotos: Adriana Rodríguez

Un grupo de mujeres borda afuera del Palacio Municipal de Nezahualcóyotl, son feministas y algunas personas podrían creer erróneamente que tejer es una de las actividades a las que renunciaron, pero no. Le han dado un nuevo sentido y con hilo y aguja van dando forma a cada una de las historias de niñas y mujeres se han sido víctimas de violencia.

“No se sabe mi nombre, tenía 25 años aproximadamente. El 25 de junio encontraron mi cuerpo brutalmente torturado. Se llevaron mi rostro y mi pierna”, es uno de los mensajes que se leen en el tendedero donde fueron colocadas las telas bordadas.

“Nicole Santos P. No vamos a dejar de buscarte”, era otro bordado que una mujer realizaba para apoyar a una niña desaparecida el pasado 2 de marzo en Tizayuca y que si bien no conoce, siente empatía al pensar que podría ser su hija.

Así, las mujeres que se dieron cita a la convocatoria realizada por la asamblea vecinal Nos Queremos Vivas Neza, pasan de lo privado a lo público. Las horas con gastándose los ojos bordando y remendando calladamente para la familia se han transformado en un reclamo que queda expuesto a la vista de todos.

Nos Queremos Vivas Neza es el colectivo que surgió de la unión de las mujeres que habitan en esta zona a raíz de un hecho que marcó a la comunidad: el asesinato de Valeria, una niña de 11 años que fue abusada sexualmente en una unidad de transporte público el 9 de junio de 2017, muy cerca del Palacio Municipal.

Los habitantes, hartos de estos casos -tan sólo unos días antes se había reportado el hallazgo de otra niña- salieron a las calles para exigir que se haga algo para acabar con los asesinatos y desapariciones, bloquearon la avenida Chimalhuacán, realizaron pintas y colocaron cruces rosas.

A partir de entonces, inició un movimiento en el que comenzaron a registrar y dar acompañamiento a los casos de desaparición y feminicidio en una de las zonas más peligrosas de México, ubicada entre los límites entre la capital del país y el estado de México.

El estado de México, ha ocupado el primer lugar en feminicidios en el año 1986, del año 1988 a 1997, y en 2005, convirtiéndose en la entidad que más veces ha ocupado el primer lugar en asesinatos de mujeres, de acuerdo con el informe Violencia Feminicida en México, aproximaciones y tendencias.

Por su parte, quienes integran el colectivo mexiquense tienen detectados tres feminicidios en Nezahualcóyotl tan sólo la semana pasada.

Nos Queremos Vivas Neza, un movimiento surgido desde la periferia con el que el feminismo se reinventa, se ha ido extendiendo y actualmente trabaja en conjunto con habitantes de Ecatepec, El Bordo de Xochiaca, Chimalhuacán, Chalco, Ciudad de México y Puebla realizando constantes reuniones, talleres, pláticas y labores de acompañamiento.

Incluso tiene una estación de radio llamada ‘Radio Prietas’, un espacio creado por el centro cultural Faro de Oriente para las mujeres de la zona oriente y todas las que quieran sumarse. En este espacio, las habitantes tienen la oportunidad de participar exponiendo sus denuncias y sus opiniones. Es un espacio donde las melodías provocadoras del hip hop feminista y otros géneros se hacen presentes.

A este grupo se han unido jóvenes, personas mayores, madres con sus hijas. Platicando con ellas, todas han padecido la violencia de género, unas de manera más agresiva que otras, pero todo acto al final deja huella.

Verónica Téllez, busca a su hija Marta y considera que esta lucha no es solamente de mujeres porque “los hombres tienen a una mujer a la que aman, a la que no quieren que lastimen. Yo tengo fe de que son más los hombres buenos que los malos y les agradezco a los que se sumen”, manifestó al participar en la rodada a la que también se convocó este domingo.

Ante las críticas que generan las marchas y manifestaciones responde “Nos dicen feminazis y nos ponen muchos apoyos, pero no se ponen a pensar que cuando les pase algo a ellas, seremos las primeras que vamos a salir a pedir justicia para todas ellas aunque no las conozcamos”.

“Nos hemos cansado de que las autoridades permanezcan ciegas y negligentes por eso comenzamos a apoyarnos entre nosotras… si nosotras como mujeres no nos unimos, nadie nos va a proteger”, coinciden las habitantes de la zona oriente y agregan que a la falta de respuesta, se agrega el señalamiento y la burla.

Madres, de familia, desde el desconocimiento, pero con la intención de encontrar a sus hijas, pasan días y noches leyendo las carpetas de investigación, documentándose y conociendo de medicina forense.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -