Cultura


Nos quieren dar nuevos mitos sin solidez académica, señala Eduardo Matos

El Premio Crónica coordina el ciclo "En busca de Tenochtitlan y Tlatelolco" en El Colegio Nacional

Nos quieren dar nuevos mitos sin solidez académica,  señala Eduardo Matos  | La Crónica de Hoy

"Que las efemérides sirvan para desmitificar muchos aspectos de nuestra historia prehispánica que se han tergiversado y muchos mitos que han surgido a través del tiempo, pero que es necesario aclararlos y lo más importante es que no nos quieran, ahora, también dar nuevos mitos sin solidez académica”, expresa el arqueólogo y Premio Crónica, Eduardo Matos Moctezuma (Ciudad de México, 1940).

El también investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) coordinará del 9 al 13 de agosto el ciclo de conferencias En busca de Tenochtitlan y Tlatelolco, a transmitirse en las redes sociales de El Colegio Nacional a las 18:00 horas.

“La idea que tuve al proponer este ciclo de cinco conferencias es hacer ver el aporte que la arqueología ha hecho al estudio de los mexicas, son muy conocidos los datos de las crónicas indígenas y españolas acerca de los mexicas, lo que nos menciona Bernardino de Sahagún o Fray Diego Durán, pero consideré también que había que resaltar el papel que la arqueología juega en ese conocimiento”, destaca Matos Moctezuma.

El Premio Crónica enfatiza en que el dato arqueológico permite asomarnos a la ventana del tiempo para llegar a las obras mexicas. “En este caso, ha sido de una riqueza enorme el poder encontrar directamente edificios, ofrendas, en fin, un cúmulo de materiales que han sido analizados”.

¿Qué mitos del pueblo mexica perviven?

Muchos mitos se nos han dado desde que íbamos a la escuela donde veíamos aspectos que no ocurrieron en la realidad como decir que Cortés quemó las naves.

 “Uno de los más conocidos es que la Malinche fue una traidora, incluso se ha acuñado el término malinchismo para el que prefiere lo extranjero a lo nacional, usando el nombre de una mujer muy inteligente y muy preparada como lo era la Malinche. Ella era de un pueblo cercano a Coatzacoalcos, no era mexica, no estaba traicionando a su pueblo”.

¿Se han creado nuevos mitos con las conmemoraciones por los 500 años de resistencia indígena?

Lo interesante es que estas efemérides deben servir para desmitificar aspectos que no ocurrieron, lo malo es que se sigan dando. Ahora viene una manipulación de la historia de eso que ya hemos escuchado de altas esferas gubernamentales: que la fundación de Tenochtitlan fue una fundación lunar en 1321, para que coincida con 1521, 1821 y 2021 cuando no hay datos claros sobre el particular. Eso ya es un despropósito.

 -¿Una forma de derrumbar mitos es apoyando a la ciencia?

Uno de los aspectos que se han visto estos últimos años es el reducir presupuestos en general a los centros de investigación, a los centros académicos, etcétera, en todos los ámbitos y no sólo lo histórico se ha visto una arremetida muy fuerte en contra de la cultura y la ciencia.

CONFERENCIAS. La primera conferencia del ciclo se titula Tras las huellas de los mexicas y será impartida por Matos Moctezuma.

 “La idea es que desde el lunes 9 se vea cómo una serie de estudiosos como León y Gama, Humboldt, Chavero, Leopoldo Batres, Manuel Gamio y hasta el Proyecto Templo Mayor han aportado, a través de la arqueología, toda una información acerca del pueblo mexica”, comenta.

El martes 10 de agosto, el arqueólogo Leonardo López Luján impartirá la conferencia El Proyecto Templo Mayor y el resurgimiento de la antigua Tenochtitlan.

El miércoles 11 de agosto, la conferencia El Huei Tzompantli, el Templo de Ehécatl, el Juego de Pelota y el Calmécac será dictada por el arqueólogo Raúl Barrera Rodríguez. El  jueves 12 de agosto, el arqueólogo Salvador Guilliem Arroyo presentará la ponencia Arqueología de Tlatelolco.

Y el viernes 13 de agosto, Matos Moctezuma y Patricia Ledesma hablarán de Los mexicas conquistan el mundo.

DESMITIFICACIÓN. Matos Moctezuma señala que los sacrificios humanos mexicas hay que entenderlos desde la perspectiva antropológica.

“Diversas investigaciones han permitido profundizar más sobre cómo a través del sacrificio del hombre se lograba que el Sol no detuviera su andar. Lo que parece un acto necrófilo que algunos ven, tiene otro sentido desde la perspectiva de que era necesario ofrendar lo más preciado para que el Sol pudiera continuar su marcha en el firmamento y que no se acabara todo”, detalla.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -