Nacional


Nuevas insulinas reducen el riesgo de sufrir hipoglucemias

Degludec demostró su efectividad ante la baja extrema de glucosa en la sangre, de manera particular las nocturnas, que son las de mayor riesgo porque el paciente está dormido y no se da cuenta, explican a Crónica los doctores mexicanos Fernando Javier Lavalle González y Guillermo González Gálvez

Nuevas insulinas reducen el riesgo de sufrir hipoglucemias | La Crónica de Hoy

Un adecuado empoderamiento del paciente diabético consiste en lograr su plena capacitación y que conozca a fondo su enfermedad para poder controlar sus niveles de glucosa en sangre y evitar riesgos como la hipoglucemia —baja extrema de glucosa en sangre.

Estos episodios de hipoglucemia pueden presentarse por causa deayunos prolongados y afectar al enfermo en cualquier momento del día, señaló el doctor Fernando Javier Lavalle González, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El también jefe de la Clínica de Diabetes del Hospital Universitario “Doctor Eleuterio González”, de la referida universidad, subrayó que una hipoglucemia se puede presentar en cualquier momento del día, no solamente con la insulina inyectada, sino con distintos tratamientos, como puede ser la glibenclamida, ampliamente utilizada en el país, y mucha gente con diabetes tipo 2 puede presentar hipoglucemias por este medicamento.

Entrevistado en el marco de la 55 Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, con sede este año en Barcelona, España, el especialista resaltó que la sincronización entre los alimentos y el tratamiento médico es muy importante y en este aspecto las nuevas insulinas que se han hecho para mejorar la manera en la que actúan en el ser humano, han sido desarrolladas para reducir el riesgo de sufrir hipoglucemias “al ser igual de efectivas o más que la humana”.

Detalló que en un individuo no diabético la insulina pasa del páncreas a través de las células, directo al hígado y de ahí al torrente y después a todas partes, por el contrario, en el paciente diabético primero pasa por todas partes y luego llega al hígado, “este cambio en la dinámica de la insulina, ocasiona que está tenga diferentes formas de accionar según el tipo de insulina de que se trate”.

Al respecto resaltó que la insulina Degludec —de la farmacéutica Novo Nordisk—, la cual ya existe en el mundo entero desde hace seis años, ha demostrado su efectividad, al lograr un mayor control de los niveles de glucosa durante tiempos más prolongados, y con ello el menor riesgo de sufrir hipoglucemias severas, en las cuales el paciente corre el riesgo, en casos extremos, de caer en coma.

Resaltó, además, que tal como se presentó en un estudio presentado ante los asistentes a la reunión, la insulina Degludec demostró su efectividad respecto al riesgo de sufrir hipoglucemias, de manera particular las nocturnas, que son las de mayor riesgo porque el paciente está dormido y no se da cuenta de lo que le sucede.

Asimismo, el doctor Lavalle González subrayó que esta insulina de Novo Nordisk, provee una reducción —hasta en un 50 por ciento— de tener hipoglucemias, debido a que  posee un efecto de larga duración, debido a que su absorción por el cuerpo es más lenta, lo cual no ocurre con otros productos que son de rápida absorción y corta duración.

Esta insulina puede ser utilizada por cualquier persona diabética, con la facilidad de poder cambiar de otro tipo de insulina a Degludec, bajo la autorización de su médico, con la única de indicación de ajustar la dosis a las necesidades de cada paciente, incluso con la ventaja de tener cierta flexibilidad en el horario para ponerse la inyección, ya que dura más de 24 horas.

En su oportunidad, el doctor Guillermo González Gálvez, encargado del servicio de Endocrinología del Hospital Civil de Guadalajara “Doctor Juan I. Menchaca”, mencionó que, en promedio, lo recomendable es reducir la dosis en un 20 por ciento, aunque esto deberá ser bajo supervisión médica.

El también profesor de Endocrinología en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud, de la UdeG, comentó que haber participado en este evento internacional, “es muy satisfactoria, porque nos refrenda que México tiene todo para un adecuado tratamiento de la diabetes”.

“Contamos con las moléculas más avanzadas, estamos a la vanguardia, pero sí es necesario una mayor coordinación en equipos multidisciplinarios —doctores, nutriólogas, endocrinólogos, enfermeras, doctores, etc.— que permitan una acción más efectiva, enfocada a una mayor educación a los pacientes diabéticos, un mayor empoderamiento que los haga sentirse completamente incluidos, pues hay personas con diabetes tipo 1, que en los tiempos actuales son discriminadas, ni les quieren dar empleo, lo mismo que los niños con ese mismo tipo de diabetes, quienes no son aceptados en las escuelas porque las maestras no saben qué hacer ni cómo actuar en caso de una hipoglucemia, y tampoco se quieren capacitar”, estableció.

Recordó que en el país se estima que alrededor de 14 millones de personas viven con diabetes tipo 2, de los cuales la mitad no han sido diagnosticados, no saben su estado y no están tomando acciones para atenderse oportunamente y de este gran total, el cinco por ciento son pacientes con diabetes tipo uno.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -