Escenario


Nunca Jamás y el rock agropecuario del orgullo mexicano

La banda sonorense se presenta esta noche en el Lunario del Auditorio Nacional

Nunca Jamás y el rock agropecuario del orgullo mexicano | La Crónica de Hoy

“Existimos para decir que estamos orgullosos de ser mexicanos y de Sonora”, dijo a Crónica Pedro Verdez, bajista y voz de la banda Nunca Jamás que este viernes se presenta en el Lunario del Auditorio Nacional en compañía de Machingón y Puerquerama. Lo interesante de este grupo es la fusión de géneros que han realizado, como el rock y la música regional mexicana.
“Siempre habíamos visto a los géneros antagónicos convivir en cuestiones sociales. La gente que nos rodea se sabe las canciones de banda y le gusta el rock. Conviven pero hay un prejuicio como de adolescentes, pero al final caemos en cuenta de que es música común para todos”, añadió.
La banda conformada también por Omar Sainz (voz y guitarra) y Max Arnold (baterista) tienen más de una década de carrera en la cual han pulido su estilo al que llaman rock agropecuario, en el cual los productores Francisco Oroz, quien es especialista en pop y Esteban Valle, especializado en regional mexicano, han logrado obtener un ritmo original y con un mensaje poderoso sobre la identidad del mexicano.
“Tratamos de llevar un poco de añoranza a las personas que viven fuera de nuestra región, o del mismo país. El último sencillo del disco Puro Chuqui, se llama ‘Demasiado mexicano’ y habla de la fuerza y la sangre, del ADN que implica ser mexicano y ésa es nuestra bandera. En el show en vivo mostramos nuestro estilo de comedia musical que se ha pulido por años”, comentó.
Su más reciente disco Puro Chuqui está culminando su gira pero la banda alista el lanzamiento de su nueva producción, (el primer sencillo saldrá el 1 de octubre) con la que buscan dar un mensaje sobre las tendencias: “Las fusiones de géneros es muy bonito porque los géneros tienen códigos y lenguajes diferentes pero al momento de juntarlos sale una buena capirotada”, mencionó.
“Cambiamos las estructuras de las canciones como en el regional mexicano (…) La dinámica de la canción ahora es diferente, con coros muy largos y la intro después del coro. Eso es porque tenemos muy poco tiempo para capturar la atención de la gente, porque así se ha acostumbrado la gente. Seguimos tendencias no por géneros como el reguetón sino a cómo han cambiado las estructuras”, concluyó.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -