Escenario


Obra de Chespirito sale del aire en todo el mundo después de 50 años

Por problemas económicos y legales entre la familia de Roberto Gómez Bolaños y Grupo Televisa, se dio a conocer que ya no se podrán ver en ninguna pantalla los programas creados por el comediante.

Obra de Chespirito sale del aire en todo el mundo después de 50 años | La Crónica de Hoy

En 1970, Gómez Bolaños inició su propio programa y para 1973, sus personajes tenían su propio horario. (Foto: Especial)

"Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos", dijo Roberto Gómez Fernández, este sábado en su cuenta de Twitter, lo que detonó en polémica de nivel continental.

Aunque no hay claridad sobre lo sucedido, se sabe que fue un desacuerdo empresarial lo que culminará con la transmisión, a seis años de la muerte de su creador Roberto Gómez Bolaños, uno de los más populares comediantes que ha dado México. Esta versión fue confirmada por Raúl Brindis, conductor de radio y Televisión de Univisión, quien dijo que el pasado viernes 31 de julio fue el último día de transmisión ininterrumpida tanto en televisión e internet, en México y el extranjero.

“Por problemas económicos y legales entre la familia de Chespirito y Grupo Televisa se ha detenido toda transmisión de sus programas en televisión abierta en México y más de 20 países. El 31 de julio fue el último día de transmisión ininterrumpida de los programas de Roberto Gómez Bolaños”, dijo.

Cuando Roberto Gómez Bolaños murió en 2014, a los 85 años, todo el legado de Chespirito quedó en manos de su familia. Por su parte, Televisa cuenta con los derechos de transmisión de las series originales. Hasta el momento Televisa no ha dado ninguna declaración al respecto y ha sido la familia de Gómez Bolaños la que ha manifestado su inconformidad por la decisión.

“Es una pena que quien más se benefició de los programas de Chespirito hoy afirmen que ya no valen nada. A sus hijos nos dejó su cultura, su amor, su ejemplo, su estilo... Esa riqueza no se puede cuantificar. Los intereses económicos no están en la familia”, expresó Graciela Gómez Fernández, también hija de Chespirito, en sus redes sociales.

Pero, sin duda, la más enfática ha sido Florinda Meza, viuda de Gómez Bolaños, quien se manifestó en redes sociales: “¿Qué opino de que se deje de transmitir el programa Chespirito? Aunque no tengo nada que ver porque inexplicablemente no he sido convocada a las negociaciones, creo que justo ahora, cuando el mundo más necesita diversión, hacer eso es una agresión hacia la gente”.

De esta manera, inició un filoso hilo de Twitter en el que además de admitir que “Chespirito ya es un programa de culto. Es parte del ADN de los latinos, lo llevamos en la memoria genética”, apuntó directo contra Televisa. “Es triste comprobar cómo en tu propia casa, a la que le has dado millones de dólares es donde menos te valoran” y “tal vez algunos ejecutivos sin visión lo quieren borrar, pero en el corazón y la memoria de los buenos que siempre lo han seguido estará más vivo que nunca”, sostuvo la actriz de 71 años.

Viaje al pasado. Su gusto por escribir le abrió camino, a Roberto Gómez Bolaños, en los años 60 como guionista de dos programas que tuvieron gran audiencia como Cómicos y canciones y Estudio de Pedro Vargas, para la cadena Telesistema Mexicano. Por esos años llegó su nombre artístico Chespirito, el cual se debe al mismo cineasta Agustín P. Delgado, quien le puso el mote haciendo alusión a su talento para escribir, comparándolo con Shakespeare, pero en chiquito.

Fue en 1968 cuando iniciaba transmisiones la Televisión Independiente de México y Chespirito fue llamado como escritor con la oferta de usar a su antojo una media hora semanal a su cargo. Así, nacieron Los supergenios de la mesa cuadrada, programa conformado por distintos sketches y personajes y formalmente su carrera como actor.

El éxito le dio la oportunidad de crear nuevos personajes como El ciudadano Gómez, y a partir de 1970 le dieron el horario estelar los lunes con un programa de una hora que se llamó Chespirito, donde presentaba sketches en los que nació el personaje de El chapulín colorado y en 1971, El Chavo del 8, que le abrieron las puertas del mercado internacional a la televisión mexicana. Para 1973 cada personaje tenía su propio programa y se transmitían en casi toda América Latina.

De esos programas también surgieron personajes como El Chómpiras, El Doctor Chapatín, Chaparrón Bonaparte y el constante homenaje al personaje de Charlot, creado por Charles Chaplin.

Estos programas se convirtieron en éxitos en América Latina, Estados Unidos y España, en gran medida por la simpatía del cuadro de actores. El reparto fue integrado en distintas épocas por Carlos Villagrán, Ramón Valdés, María Antonieta de las Nieves, Florinda Meza, Rubén Aguirre, Edgar Vivar, Angelines Fernández, Horacio Gómez y Raúl Padilla, quienes también consiguieron fama internacional.

Sin embargo, ante la salida de varios integrantes del elenco original y la renuncia de Gómez Bolaños a seguir con El Chavo del 8 para dedicarse a producir, decidió dar por finalizado, a mediados de la década de 1990, permaneciendo cinco años más en televisión abierta, simplemente como El chavo hasta el 25 de septiembre de 1995 cuando Televisa decide hacer cambios de programación en los que no estuvo conforme Chespirito, ese año alcanzó los 300 millones de espectadores a nivel mundial y en 2006 se creó la serie animada de El Chavo del Ocho.

Comentarios:

Destacado:

+ -