Metrópoli


Ofició misa de Leonardo, pidió perdonar al asesino y ayer lo enviaron al reclusorio

La PGJ señala que el sacerdote Francisco Javier Bautista, presunto homicida del estudiante, tiene un cómplice que ya es buscado. El lunes se define si el párroco es vinculado o no a proceso

Ofició misa de Leonardo, pidió perdonar al asesino y ayer lo enviaron al reclusorio | La Crónica de Hoy

El viernes 14 de junio, el sacerdote Francisco Javier Bautista ofició la misa de cuerpo presente de Leonardo; durante ésta pidió a las autoridades pronta justicia y señaló que, por parte de la Iglesia, el homicida estaba perdonado. Incluso exhortó a los feligreses a otorgar el perdón a quien arrebató la vida de Leo.

La mañana de ayer, el sacerdote fue trasladado al Reclusorio Oriente, después de que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México halló las pruebas suficientes para acusarlo del asesinato del estudiante. La dependencia informó que hay un cómplice que ya es buscado.

La PGJ reveló que el rector de la Parroquia de Cristo Salvador, señalado como el homicida del estudiante y diácono, Leonardo Avendaño, tuvo un cómplice que lo ayudó a trasladarse después de dejar la camioneta con la víctima en el paraje de inmediaciones de la colonia Héroes de 1910, alcaldía de Tlalpan, donde fue encontrado.

Además se informó que el juez que lleva el caso determinó, como medida cautelar, la prisión preventiva oficiosa, por lo que fue trasladado al Reclusorio Oriente.

Durante una conferencia de prensa, el subprocurador de averiguaciones previas centrales, Rodrigo de la Riva, explicó lo cronología del asesinato de Leonardo; dijo que el estudiante y el sacerdote estuvieron conviviendo por más de cuatro horas, antes de que el joven fuera asfixiado.

El funcionario detalló que Leonardo Avendaño llegó a la casa de Francisco Javier a las 23:00 horas y pasando las 3:16 la camioneta del estudiante dejó dicho domicilio. 

Exactamente a las 3:48 horas, el automóvil es captado por las cámaras del C-5 llegando al lugar donde fue hallado su cuerpo y a las 4:01 horas fue captado en el lugar un segundo vehículo al que subió el sacerdote. 

En la audiencia de cumplimiento de orden de aprehensión, se detalló que el sacerdote asfixió a su víctima; el imputado, asesorado por un defensor público, solicitó la duplicidad del término constitucional para que le sea definida su situación jurídica, por lo que se fijó continuación de audiencia para el próximo lunes, en la que el impartidor de justicia definirá si lo vincula o no a proceso.

PLEGARIAS. Antes de que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) informara que el sacerdote sería llevado al reclusorio Oriente como medida cautelar de prisión preventiva, un grupo de católicos bloqueó Insurgentes Sur a la altura de la calle Ayuntamiento; defendieron la inocencia del párroco Francisco.

Gritaron consignas como: “Queremos la verdad para el padre Francisco”. Este bloqueo duró aproximadamente una hora y media.

A mediodía, alrededor de 100 feligreses se manifestaron frente a las oficinas de la PGJ, donde de rodillas comenzaron a rezar.

DETENCIÓN. Fuentes de la dependencia, a cargo de Ernestina Godoy, informaron que el sacerdote Francisco Javier Bautista, de origen centroamericano, es el responsable de la muerte del estudiante de la Universidad Intercontinental.

Se informó que los agentes de investigación de la PGJ llevaban cuatro días siguiendo sus movimientos. De acuerdo con los avances de la investigación, Leonardo salió de la iglesia ubicada en la calle Alfredo V. Bonfil, de la colonia Miguel Hidalgo, Tlalpan, con el sacerdote.

La principal sospecha es que ambos llegaron a la colonia Héroes de 1910, pero sólo Francisco salió de ella a bordo de su automóvil con rumbo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Además, los policías de Investigación capitalinos encontraron dentro de la camioneta de Avendaño una piedra y una maleta de viaje en el asiento del copiloto.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -