Negocios


Ojo deudores: Anticipan que bancos permitirán reestructurar deudas

Se comienza a perfilar un programa amplio para afrontar la insolvencia que se presente para pagar adeudos; la asociación de bancos del país perfila una acción tan decidida que incluso se abrirían nuevos créditos a quienes lo soliciten

Ojo deudores: Anticipan que bancos permitirán reestructurar deudas  | La Crónica de Hoy

Ante lo profundo del frenón económico que vive México por las medidas adoptadas ante la emergencia del COVID-19 y que llevó a los bancos a lanzar un programa que beneficio a sus clientes con la suspensión de pagos de tarjetas y prestamos por cuatro meses (la moratoria venció el pasado 31 de julio), la Asociación de Bancos de México (ABM) trabaja ya en una etapa B en apoyo de todos los acreditados que lo requieran e incluso se está planetando otorgar créditos nuevos a quienes lo soliciten.

En entrevista con Crónica, Carlos Rojo Macedo, Presidente Ejecutivo de la asociación de bancos del país, adelantó que en esta segunda etapa de apoyo “lo que se está buscando es cómo poder restructurar muchos de estos pasivos, quizá dando mayores plazos a muchos de estos créditos, pero ya contemplando pagos de capital e intereses de tal forma que estos créditos empiecen un proceso de amortización”.

“Ante un proceso como el que estamos viviendo, te puedo decir que al sistema financiero nos agarra, de cierta manera, preparados para poder cruzar por esta turbulencia”, señaló Rojo Macedo, “la banca tiene un índice de morosidad, sin embargo tenemos un índice de cobertura que es el número de reservas que tenemos para cubrir la cartera vencida, equivalente al 150 por ciento. Es decir la cartera vencida hoy vale aproximadamente 136 mil millones de pesos y tenemos reservas suficientes para cubrir esta parte”.

Pero no nada más ahí está fuerte la banca, añadió, “tenemos un índice de capitalización de 16. 4 por ciento, una liquidez que supera el 200 por ciento de lo que nos exige la autoridad, “los balances de la banca hoy están sólidos”.

Ante la eventual demora de pagos, rechazó que exista el riesgo de que todos los usuarios de la banca con créditos y que se acogieron al programa de diferimiento de pagos por 4 meses y prorrogables por dos meses más, pudieran caer en cartera vencida.

Abundó en que sí existe “cierta preocupación” por ver la forma cómo se va desarrollando la economía nacional y por el delicado tema laboral en el país, “sin embargo no vemos un escenario donde el ciento por ciento de los créditos que se fueron a este programa de apoyos se pudiera ir a cartera vencida”.

Refirió que lo que se ve desde la asociación de bancos es “que ya es momento de poder tener una evaluación con mayor detalle de cada uno de nuestros acreditados en relación a sus capacidades de pago, de sus situaciones particulares y en función de eso poder lograr estas reestructuras, que le den el plazo que requieran para poder solventar o amortizar su crédito”.

“Lo que sí es un hecho”, insistió el Presidente Ejecutivo de la asociación, “es que ya no se contempla diferir capital e intereses”, es decir, la nueva fase no incluiría un nuevo periodo de gracia en el que los deudores dejaran de pagar sus mensualidades. 

 Aseveró que hoy el índice de morosidad de la banca está en 2. 4 por ciento, aunque sí sería lógico esperar tenga alguna subida a consecuencia de lo que estamos viviendo. Sin embargo, puntualizó, “hoy no es posible decir exactamente de cuánto, los bancos en general hemos recorrido distintos escenarios, hay una expectativa que suba, pero no vemos en esto un escenario catastrófico”.

Muchos bancos, dijo el Presidente Ejecutivo de la ABM, han reportado creación de reservas adicionales ante la expectativa de un incremento en algunas de las carteras vencidas por 26 mil millones de pesos y todo esto ayuda a tener un balance fuerte y sólido para poder transitar por esta situación que vivimos, además de que la banca tiene un índice de capitalización de 16. 4 por ciento, y la ya mencionado liquidez que supera el 200 por ciento lo que exige la autoridad para evitar la quiebra del sistema bancario.

Recordó que el último día en el programa de prorrogación de pagos fue el 31 de julio, con lo que ahora, este mes, reinician los primeros vencimientos y se alargan hasta el mes de diciembre, y conscientes de la urgencia de tomar decisiones se busca que en breve se pueda comunicar a los usuarios del sistema financiero en qué consistirá este nuevo plan de apoyo.

En este sentido, refirió que se trabaja con el gobierno la manera de generar, junto con la Banca de Desarrollo, garantías que pudieran apoyar a los bancos para, a su vez, apoyar muchos de los acreditados en problemas. “Pero no sólo a los que ya están acreditados, sino poder apoyar también a gente que va a requerir créditos nuevos, a través del uso de garantías por parte de la banca de desarrollo, que usualmente da la Banca de Desarrollo”,

Como ejemplo, Rojo Macedo indicó que con el sector turismo ya se trabaja en un programa de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (MyPIMES), de aproximadamente 11 mil 400 millones de pesos, junto con las entidades federativas para que a través de ciertos organismos empresariales y de la Banca de Desarrollo y las mismas entidades federativas se pueda financiar a estas cadenas productivas, además se busca cómo apoyar a través del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), con garantías para empresas que ligadas al sector de la exportación. 

 

 

Comentarios:

Destacado: