Escenario


Olimpia desempaña al movimiento estudiantil del 68

El cineasta José Manuel Cravioto se atrevió a crear un largometraje con la técnica rotoscopia

Olimpia desempaña al movimiento estudiantil del 68 | La Crónica de Hoy

Raquel, Rodolfo y Hernán son miembros de una brigada en la UNAM.

La película Olimpia, estrenada este viernes en el país,  fue escrita, dirigida y producida por el cineasta José Manuel Cravioto, quien se atrevió a crear un largometraje con la técnica de rotoscopia, la cual consiste en “pintar” cuadro por cuadro. La idea era lograr una cinta fílmica que narrara el movimiento estudiantil del 68 pero desde el mundo plástico de la animación.

El rotoscopio fue inventado por Max Fleischer en 1915, es una de las técnicas más viejas de animación en el séptimo arte, consistente en filmar escenas reales que luego se proyectan cuadro por cuadro en una mesa de luz, donde un animador dibuja el fotograma.

Cravioto aseguró en entrevista con Crónica, que diseñó en México un proceso que no existía, pues la rotoscopia sólo se utiliza para hacer animación en 3D o animación en 2D, incluso para efectos digitales, pero nunca en el país se había hecho un largometraje con esta técnica.

Consideró que si realizaba un filme de época éste tendría un distractor del tema central, pues el espectador casi siempre observa si hubo una buena recreación de la época, si está perfecto el maquillaje o el vestuario.  “Así que yo no quería eso para mí película, más bien deseaba proyectar la historia de unos jóvenes mexicanos que demandaban varios aspectos en su país”.

“Quería lograr la energía de la época, esos espacios y marchas con miles de personas, como la de El Grito. Entonces dije: ¿cómo meto a los personajes ahí y cómo hacer que se integren para que no sea un corte de ficción a documental?”, agregó.

Para llevar a cabo la técnica de rotoscopia tuvo el apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde más de 100 estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño “pintaron” cuadro por cuadro del filme.

“Si bien comenzó esto como un proyecto de expresión personal, involucré a estudiantes de la UNAM que se unieran como en su momento lo hicieron los estudiantes en el 68”, indicó el director.

La película narra cómo Raquel, Rodolfo y Hernán son miembros de una brigada en la UNAM durante el movimiento estudiantil de México en 1968. La historia tiene como eje narrativo aquel día en que el ejército tomó la universidad y la vida de los estudiantes jamás fue la misma.

“No hablo de los líderes, sino de los jóvenes que iban a las brigadas, quienes  a través del arte como la fotografía y filmaciones, documentaban el movimiento estudiantil”, dijo Cravioto.

El realizador se documentó en el libro La Noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska, películas como El grito, testimonios de maestros que participaron en el movimiento: “Desde luego vienen anécdotas personales, contadas de primera mano de cineastas que documentaron el movimiento, testimonios literarios, ensayísticos, así que el 90 por ciento del filme viene configurado por testimonios reales”.

Cravioto afirmó que para la realización de Olimpia gastó siete millones de pesos, es decir, es una película que se logra gracias a la cooperativa que armó entre actores, técnicos, estudiantes y el apoyo que brindó la UNAM: “Este proyecto no se hubiera logrado sin la ayuda de cada uno de los colaboradores. Es una cinta que en términos reales tendría un costo de 40 o 50 millones de pesos”, concluyó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -