Nacional


Padres recorren el Centro en busca de ofertas escolares

“Tengo cuatro estudiantes y calculo gastar $7,500 sólo en útiles y uniformes”, dice Sandra a Crónica. Mi presupuesto es de $3,000, espero no rebasarlo, expresa un politécnico

Padres recorren el Centro en busca de ofertas escolares | La Crónica de Hoy

Aglomeraciones en papelerías de la calle Mesones.

La austeridad no aplica a los padres de familia, que como cada año y en vísperas del inicio de clases, tienen que apretarse el cinturón, recurrir a préstamos o al retiro de los ahorros para cubrir los gastos de los útiles escolares, que a pesar de la existencia de ofertas, los gastos tienden a incrementarse dependiendo del número de cuadernos, libros, uniformes y calzado para los estudiantes.

Crónica recorrió varias papelerías y librerías del Centro Histórico de la Ciudad de México, donde se pudo constatar que los padres de familia e incluso jóvenes universitarios buscaban las ofertas o útiles más económicos para “estirar” el presupuesto.

“Cada año venimos al tianguis de útiles escolares en la calle de Mesones porque es barato. Tengo cuatro hijos, tres que van en primaria y una niña en secundaria y en la compra de cuadernos, lápices, mochila y uniformes calculo gastar unos 7,500 pesos”, dijo Sandra Guarneros, que vive en Jardines de Morelos, Ecatepec, Estado de México, quien aseguró que “lo más caro son los libros para secundaria, ya que con mis niños en la primaria no tenemos ese problema”.

En los pasillos del mercado de útiles escolares de Mesones, Octavio Colmenares, de 19 años y quien recién ingresó al Instituto Politécnico Nacional donde estudia la carrera de Ingeniería Robótica, peregrina por diferentes locales en busca del mejor precio de una calculadora científica, así como de escuadras, reglas, lápices para dibujo y bolígrafos de tinta china.

“Ésta es la primera vez que vengo solo a comprar mis cuadernos y como mi presupuesto no es mucho, espero no rebasar los 3 mil pesos que tengo, ya que además de estos artículos tengo que comprar algunos libros que supongo que son caros, o en su defecto tendré que recurrir a fotocopiarlos cuando alguno de mis compañeros lo lleve”.

En una situación similar se encuentra Griselda Martínez, una joven que vive en la colonia Moctezuma, en la alcaldía Venustiano Carranza, y quien estudia la carrera  de Enfermería en la FES Iztacala, también desconoce cuánto gastará en la compra de una cofia, dos uniformes blancos y zapatos del mismo color. “Creo, según me dijo una amiga que estudió odontología, que lo más caro son los libros, ya que los uniformes y zapatos es cuestión de buscarle para que no salgan las cosas tan caras. Mi presupuesto es de 3,500 pesos para cubrir mis gastos, y aunque sé que mis papás me ayudan, no quiero darles molestia, ya que con la pensión que les da el gobierno apenas y cubren los gastos de la casa.”

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -