Mundo


Palestina rechaza vacunas prestadas por Israel que estaban a punto de caducar

La Autoridad Nacional Palestina canceló el acuerdo por el préstamos de entre 1 y 1.4 millones de dosis, alcanzado este mismo viernes, tras constatar que las vacunas “no cumplen con las especificaciones”.

Palestina rechaza vacunas prestadas por Israel que estaban a punto de caducar | La Crónica de Hoy

Un palestino recibe una vacuna contra la COVID-19, el 17 de marzo, en Gaza (EFE).

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) anunció este viernes en la noche, hora local, que cancela el acuerdo alcanzado horas antes con Israel para el préstamo de más de un millón de dosis de la vacuna Pfizer contra el coronavirus porque estaban a punto de caducar.

"Los equipos especializados del Ministerio de Salud encontraron que las vacunas recibidas hoy de Israel no cumplen con las especificaciones, por lo que el gobierno decidió devolverlas", señaló en un comunicado la secretaria de Salud de la ANP,  Mai al Kaila.

El primer ministro palestino, Mohamed Ishtaye, ordenó a Al Kaila que informara a Israel de que el acuerdo quedaba cancelado y también a la farmacéutica Pfizer para que entregue el próximo cargamento pendiente a la ANP y no a Israel.

Las partes anunciaron este viernes un acuerdo de préstamo por el que Israel entregaría a la ANP entre 1 y 1.4 millones de dosis de Pfizer próximas a caducar para que puedan avanzar en la lenta campaña de vacunación que se desarrolla en los territorios palestinos.

A cambio, la ANP entregaría a Israel un cargamento de dosis de esa misma vacuna que recibiría entre septiembre y octubre.

Israel ha acometido una de las campañas de vacunación más rápidas del mundo, que le ha permitido ir levantando restricciones para frenar la COVID-19, incluida la obligatoriedad de mascarilla en interiores esta misma semana.

Sin embargo, también ha recibido muchas críticas de grupos de derechos humanos y profesionales de la salud por no ayudar a los palestinos, ya que el plan de inmunización en Cisjordania y Gaza avanza lentamente y con muchas trabas, lo que pone en riesgo tanto a la población palestina como a la israelí.

Aunque la barrera de seguridad separa la mayor parte de Cisjordania de Israel y hay una cerca casi hermética entre Israel y Gaza, toda la región se considera una unidad epidemiológica.

Según el Ministerio de Salud de la ANP, hasta esta semana 436 mil 275 personas habían recibido al menos una dosis y unas 260 mil habían recibido ambas dosis, cifras que incluyen a los más de 100 mil trabajadores palestinos que Israel ha vacunado desde marzo, ya que entran en contacto regular con israelíes en sus lugares de trabajo.

También incluye a apenas 52 mil palestinos en la Franja de Gaza, donde viven dos millones de personas.

Comentarios:

Destacado:

+ -