Opinión


Para Oreja

Para Oreja | La Crónica de Hoy

Las vueltas que da la vida siempre nos impresionan, ¿quién se iba a imaginar que don Manuel Loco Valdez, tendría que enfrentar por cuarta ocasión el fallecimiento de uno de sus hijos? A pesar de sufrir cáncer, se dio las fuerzas necesarias para acudir al velorio de Alejandro, quien falleció por una hemorragia durante una operación.

Don Manuel, el amado Loquito, evadió a los medios de comunicación, pero el que siempre está dispuesto a atender a la prensa, es su hijo Marcos, quien aseguró que su papá está tranquilo.

Aunque se hizo megaescándalo en algunos medios de comunicación, que como siempre quieren litigar, la realidad es que la situación de Pablo Lyle aún no se define por completo, ya que las leyes en Estados Unidos son muy diferentes a las de México.

Da pena ajena que en todas partes haya salido “Murió el hombre al que golpeó…”, cuando ni siquiera sabemos a la perfección qué lo llevó a hacer eso, pues se dicen que fue un pleito en el que ni siquiera tuvo que ver el actor, quien no venía manejando. Tampoco hubo un choque, tampoco había una razón de peso para que el hombre los alcanzara en el semáforo y se bajara a golpear la ventana donde venía sentado Pablo, y en el asiento trasero su hijo.

Sinceramente como mundo estamos muy paranoicos, ya no sabemos si te quieren asaltar, secuestrar, atacar. Y que nadie me salga con que eso no pasa en Estados Unidos, claro que pasa y a veces bajo peores circunstancias.

Twitter: @vero1gallardo

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -