Opinión


¿Para quién trabaja la cúpula de la CNTE en Michoacán?

¿Para quién trabaja la cúpula de la CNTE en Michoacán? | La Crónica de Hoy

El conflicto de los maestros michoacanos tiene un origen que se remonta a varios años atrás, con periodos cíclicos. Aunque el adeudo a los maestros es responsabilidad del gobierno estatal, la toma de las vías del tren escaló el problema para beneplácito de un gobernador notoriamente incompetente que le dejó encargado el changarro a sus subordinados mientras realizaba una intensa gira de trabajo por Europa, que ha levantado, con justa razón, toda clase de suspicacias. Ningún viaje de “trabajo” justifica dejar un estado con un conflicto a punto de estallar, cuando se es responsable de resolverlo. Los objetivos de trabajo tienen prioridades.

No pagar el salario de más de 29 mil maestros, como lo dijo en una entrevista el líder magisterial de la CNTE en Aristegui Noticias, es responsabilidad de Silvano Aureoles y su equipo de trabajo. Pero si Víctor Zavala, responsable de la Sección XVIII, lo tiene claro, y además ha expresado que hay voluntad del gobierno federal, concretamente de la SEP y del Presidente para resolver el conflicto, ¿por qué se da golpes de pecho ante la posible politización de un conflicto que a todas luces ya está politizado?

Si el gobierno federal ya transfirió recursos, se ha sentado con subordinados del gobernador y líderes de la CNTE y días después con el petulante e irresponsable gobernador de Michoacán, ¿por qué no liberan las vías del tren?, ¿por qué le endosan al gobierno federal, un problema de naturaleza local que la misma CNTE no deja de reconocer que está en el ámbito de resolución de Silvano Aureoles, a quien, además, ya le fueron transferidos los recursos para pagarle a los maestros?

No hay ingenuidad, sino una alta dosis de complicidad con el Ancien Régimen por parte de algunos líderes de la CNTE, al mantener cerradas las vías del tren, toda vez que la voluntad política y la transferencia de recursos para resolverle el problema al cínico de Aureoles, que está ensayando un modelo de chantaje político, son una realidad desde el inicio de semana.

Para un gobierno que tiene como bandera de cambio apoyar la educación en todos los niveles, mediante diversas estrategias entre las que se encuentra la dignificación del magisterio, desde luego que es una afrenta que un minúsculo grupo mantenga ese bloqueo.

Esta acción está más emparentada con el cierre de la llave de los moches a los gobernadores y la repartición de cuotas a líderes gremiales, aunque se trate de corporaciones “aliadas” al Movimiento de Regeneración Nacional, que con la voluntad de dos de las tres partes, de esa instancia tripartita (gobierno estatal-cúpula de la sección XVIII de la CNTE-gobierno federal) para resolver el problema.

Por otro lado, es evidente la ineficacia del Secretario de Educación Pública para estar a la altura del conflicto. Y, ésa sí, es responsabilidad del Presidente de la República.


dgfuentes@gmail.com
Twitter:@dgfuentes

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -