Escenario


Pedro Joaquín y la repercusión de plasmar la realidad en el cine

Entrevista. El actor mexicano comparte algunas reflexiones respecto a su participación en "Chicuarotes" y en la más recientemente estrenada "Huachicolero"

Pedro Joaquín y la repercusión de plasmar la realidad en el cine | La Crónica de Hoy

(Cortesía) El filme Huachicolero llega a la plataforma de Amazon Prime, con una historia que retrata la cruda realidad de una juventud atrapada entre la violencia.

A pesar de estar cultivando una incipiente carrera, el actor mexicano, Pedro Joaquín, forma parte de dos de las películas mexicanas que recientemente han destacado en los circuitos internacionales: Chicuarotes (2019) y Huachicolero (2020). Esta última, reconocida en el Festival de Tribeca en Nueva York y obra prima de Edgar Nito, director principalmente del cine de terror, pero que en esta cinta explora un género distinto, abordando el pequeño infierno que vive el Bajío gracias a la corrupción y violencia que ha desencadenado el robo de combustible: el huachicol. 

“Esta película la filmamos en 2017, al ser un filme independiente tuvo un camino muy largo para lograr su estreno. Fue muy padre haber trabajado en ella porque al momento de grabarla no sabía nada sobre el tema, entonces fue muy extraño estar rodando en Irapuato (Guanajuato) y ver noticias sobre el huachicol, la violencia y los enfrentamientos, que ya había en su momento, y se me hacía curioso que nadie hablara nada sobre eso en el resto del país”, comentó a Crónica Escenario.

“La cosa cambió en 2018, cuando se da toda la situación del desabasto, pero especialmente con lo ocurrido en Tlahuelilpan y el incendio en un ducto. Por ese entonces alguien filtró el tráiler de la película y la gente pensó que se había grabado por el morbo de ese accidente, cuando era todo lo contrario, la intención era retratar de manera cruda lo que viven estas pequeñas comunidades en Guanajuato”, aclaró.


Rodaje del filme Chicuarotes, de Gael García Bernal.

Chicuarotes y Huachicolero tienen varios puntos en común, además de la participación de Pedro Joaquín y la fotografía de Juan Pablo Ramírez Ibáñez, ambas comparten temáticas similares pero abordadas desde contextos distintos: la lucha de la juventud por liberarse de una rutina constante que desemboca en la marginación.

Edgar Nito y Gael García, en sus respectivos filmes, han promovido narrativas distintas, pero Pedro Joaquín, habla sobre las particularidades de haber trabajado con estos directores: “Las dos fueron muy distintas a la hora de grabarse. La primera gran diferencia era el presupuesto, una del lado totalmente independiente y la otra con muchos más recursos para poder jugar con las tomas y experimentar con otros elementos. Y en cuando la forma de dirigir, la de Edgar es más orientada a darle libertad a sus actores para improvisar, pero siempre cuidando que el tono y la situación entera fuera verosímil”, señaló.

“La de Gael era más como una conversación entre colegas, por este lado que tiene de haber sido primero actor antes que director, él se acercaba y te daba algunos consejos en cada toma de la película. Me gustó haber formado parte de películas que abordan problemas de la juventud y situaciones reales. Ojalá los directores y las productoras sigan apostando por este cine mexicano, que se sale de la norma y hace cosas distintas”, concluyó Pedro Joaquín. 

Huachicolero ya puede ser vista en México a través de la plataforma de Amazon Prime Video.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -