Mundo


Perú vota este domingo entre una gran incertidumbre por el descrédito de los políticos

La primera vuelta muestra a al menos siete candidatos y candidatas con opciones firmes de pasar a la segunda vuelta, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha: nadie recoge más de un 12% de intención de voto.

Perú vota este domingo entre una gran incertidumbre por el descrédito de los políticos | La Crónica de Hoy

Los candidatos a la presidencia peruana, durante un debate electoral reciente (EFE).

En medio de una grave crisis sanitaria y económica y una gran incertidumbre por el futuro político, más de 25 millones de peruanos acudirán este domingo a las urnas para elegir un nuevo o nueva presidenta, que tendrá resonancias históricas al asumir sus funciones el día del bicentenario de la independencia de su país.

A pesar de la trascendencia de los comicios, se mantiene la impredictibilidad sobre los candidatos que ocuparán las dos primeras posiciones e irán a una segunda vuelta, ya que se da por descontado que ninguno superará el 50 por ciento de los votos necesarios para acceder a la presidencia en esta primera ronda.

En la disputa entre 18 aspirantes aparecen con mayores opciones Yohny Lescano (Acción Popular), Keiko Fujimori, hija del dictador Alberto Fujimori (Fuerza Popular), Hernando de Soto (Avanza País), Pedro Castillo (Perú Libre), Verónica Mendoza (Juntos por el Perú), George Forsyth (Victoria Nacional) y Rafael López (Renovación Popular).

Estas elecciones se celebrarán en medio del escenario crítico de la segunda ola de la pandemia, que golpea duramente a Perú, pero también del descrédito que afronta una clase política acusada de velar solo por sus intereses y estar manchada, en muchos casos, por la sombra de la corrupción.

DESCRÉDITO POLÍTICO GENERALIZADO

Aún es cercana la profunda crisis que el país enfrentó en noviembre cuando tuvo tres presidentes en tan solo una semana tras la destitución de Martín Vizcarra por el Congreso opositor, bajo la acusación de "incapacidad moral".

Con la dimisión en 2018 de Pedro Pablo Kuczynski por sus vínculos con la trama corrupta liderada por la empresa Odebrecht, los peruanos han tenido cuatro gobernantes en el último quinquenio y han visto cómo todos sus exmandatarios tienen investigaciones o procesos judiciales por el escándalo Lava Jato.

El otro gran ingrediente de este cóctel de incertidumbre lo pone la crisis sanitaria que, según las cifras oficiales, ya ha dejado más de 1.6 millones de casos y casi 55 mil fallecidos en Perú, además de una grave situación económica, con incremento del desempleo y la informalidad, y un aumento de la pobreza a un 27 por ciento de la población.

POCO APOYO CIUDADANO

Los comicios se celebrarán con candidatos con muy poco apoyo ciudadano.

Los favoritos cuentan apenas con una intención de voto en las encuestas de entre el 9 y el 12 por ciento, mientras que el escenario apunta a un Congreso integrado hasta por doce bancadas y en consecuencia la posibilidad de una mayor inestabilidad política durante el siguiente mandato.

Los sondeos ratificaron un virtual empate técnico entre varios candidatos, con posibles victorias para el centrista Lescano, la conservadora Fujimori o el ultraliberal De Soto.

No están lejos, y mantienen sus posibilidades de llegar a la segunda vuelta, la izquierdista Mendoza, el derechista Forsyth, el ultraderechista López y el izquierdista radical Castillo, quien ha sorprendido a todos con su avance en las preferencias.

Castillo, de 51 años, fue el líder de una facción del sindicato de maestros que fue vinculada con el Movadef, el brazo político de Sendero Luminoso, y encabezó una gran huelga en 2017 para pedir que se deje de evaluar el desempeño profesional de los profesores.

Comentarios:

Destacado:

+ -