Metrópoli


Piden en Congreso local tipificar violencia política de género como delito

La diputada local de Morena Paula Adriana Soto Maldonado aseguró que pese a los avances que hay en la paridad de género, 2018 fue el año más crítico en materia de violencia política de género, por lo que el delito de violencia de género debe considerarse un agravante al delito de lesiones en el Código Penal.

Piden en Congreso local tipificar violencia política de género como delito | La Crónica de Hoy

Foto: Archivo

Diputadas federales y locales y funcionarios electorales que participaron en el Foro Violencia Política: una Legislación en Igualdad en Democracia, coincidieron en que la violencia política de género debe tipificarse como delito. 

La diputada local de Morena Paula Adriana Soto Maldonado aseguró que pese a los avances que hay en la paridad de género, 2018 fue el año más crítico en materia de violencia política de género, por lo que el delito de violencia de género debe considerarse un agravante al delito de lesiones en el Código Penal.

La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad de México consideró que, desafortunadamente, la legislación electoral "es muy machista", porque es diseñada y escrita por y para beneficiar a los hombres.

En su oportunidad, el consejero presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Mario Velázquez Miranda, opinó que la violencia política de género merma los derechos de las mujeres que sufren discriminación o exclusión tanto en sus partidos políticos para ocupar puestos de elección popular como para asumir cargos públicos.

Un aspecto de violencia política de género que no se ha podido superar, abundó, se da en el ejercicio de los cargos, ya que en los órganos de gobierno o de decisión de los propios órganos legislativos no se da esa paridad de género

Al participar en el foro, señaló que se ha detectado que en los medios de comunicación no se da el mismo trato a hombres que mujeres, de tal manera que aparece más información de los candidatos masculinos, que de las aspirantes femeninas.

Agregó que pese a los avances logrados en la materia, todavía a nivel institucional se dan los casos de las denominadas "manuelitas", que independientemente de que participen como candidatas a un puesto de elección popular, al momento de ser electas son destituidas por su suplente hombre.

Afortunadamente, dijo, a partir de las recientes reformas electorales, ahora el partido político no sólo está obligado a garantizar la paridad de género, sino a que los suplentes sean del mismo género.

Consideró que en la Ciudad de México, como en el país, la situación de la mujer en materia política todavía sigue siendo terrible, porque su participación no es vista con normalidad.

En tanto, Martha Tagle Martínez, de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, expresó que se deben generar acciones conjuntas entre los congresos federal y locales para avanzar en el marco normativo que proteja a las mujeres.

Sostuvo que si no se erradica la violencia política de género, simplemente no se puede hablar de democracia, por lo que se debe analizar no sólo a nivel legislativo, sino se deben revisar las políticas públicas en torno de este tema.

ijsm

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -