Opinión


¿Pisará Calderón la cárcel?

¿Pisará Calderón la cárcel? | La Crónica de Hoy

A medida de que corren las manecillas del reloj político, la puntada de AMLO de poner a votación la posibilidad de que los expresidentes de México sean sometidos a juicio por las fechorías que con tanto desparpajo cometieron, se quedó en eso, en una puntada que no puede decidirse por voluntad popular y menos si quien aceptó el reto recomienda no hacerlo porque “hay mucho trabajo” en las tareas del nuevo gobierno.

Si fuera por los encabezados de algunos youtubers, Calderón, seguido de Fox, sería el expresidente más cercano a pasar una temporada en el botiquín. Sin embargo, parece tan tranquilo disparando tuits de las “exitosas” asambleas de México Libre y promoviendo a aquellos periodistas que critican al Presidente a la menor provocación, que sus mensajes no parecen ser los de alguien a punto de ser llamado a cuentas por la justicia estadunidense y mucho menos por la mexicana.

La captura de García Luna podría, en efecto, suponer un enorme riesgo a su malograda reputación. Pero hay que ver cómo se desenvuelve el juicio tanto en Estados Unidos y cómo se maneja la información desprendida del mismo aquí.

Lo cierto es que la suerte de Calderón, uno de los expresidentes con más poca legitimidad electoral, no atraviesa por un buen momento.

Aunque desearía equivocarme, yo no creo que la “evidencia voluminosa” que pesa sobre su exsecretario de Seguridad lo vaya a involucrar en automático. 

Tendríamos que ser cautelosos porque esa logística se circunscribe al desarrollo del juicio en Brooklin, a partir de las pruebas presentadas por los fiscales Michael Robotti y Richard Donahueen en función de los tiempos negociados con el juez Brian M. Cogan. En esas pistas corre también la estrategia de defensa del acusado.

El tiempo de ese juicio, lo que vaya produciendo el mismo, será una lenta agonía para Calderón y sus allegados, que políticamente están aniquilados.

En este contexto, la evaluación que hace Florence Cassez por reparación de daños contra Felipe Calderón, García Luna, Loret de Mola, Cárdenas Palomino y la señora Wallace, por el montaje televisivo que realizaron involucrándola con una banda de secuestradores producto de otro montaje, es otro escándalo que hará que el señor del ceño fruncido le saque más brillo a su amplia frente.

Si la ciudadana francesa no da marcha atrás en su exigencia de reparación de los daños es muy posible que ahora sí podamos ver declarando al presidente Calderón en un juzgado y junto con él a una serie de personajes indeseables de escasos escrúpulos.

La piedra en el zapato de ese grupo de rufianes puede regresar de Francia con un grupo de abogados dispuestos a exigir justicia para Florence Cassez y con ello abrir aquí lo que el Presidente quería someter a votación: la posiblidad de que una red de delincuentes que ocupó altos cargos políticos, rindan cuenta por sus fechorías.

Si Cassez demanda, serán dos los frentes que Calderón tendrá abiertos mientras se entretiene con su cuenta de Twitter y sus granjas de bots. Ojalá enfrente a la justicia que con tanta ligereza e impunidad ignoró desde la Presidencia de la República.

 

dgfuentes@gmail.com
Twitter: @dgfuentes

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -