Metrópoli


Policías dan calentada a usuario que, 72 horas antes, denunció golpiza y robo

El jefe de los agresores recomendó al joven golpeado denunciar los hechos en Asuntos Internos de la SSC; reconoce irregularidades

Policías dan calentada a usuario que, 72 horas antes, denunció golpiza y robo | La Crónica de Hoy

Los dos elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) que detuvieron y robaron dinero a un usuario del Metro el pasado viernes fueron identificados por la víctima, quien al regresar a la estación Pantitlán, donde ocurrieron los hechos, fue nuevamente agredido a golpes y de manera verbal por ambos servidores públicos.

De acuerdo con el testimonio de Sinuhé, alrededor de las cinco de la tarde del pasado viernes ingresó a la estación Pantitlán del Metro por el acceso de la letra J, se dirigió a comprar boletos y momentos después fue acorralado por los policías Jorge Enrique Alcántara Padilla y Luis Alberto Celis, quienes al someterlo por el cuello le informaban a su víctima: “Te vieron por las cámaras que andas robando aquí en el Metro”.

Sinuhé pedía a los elementos que lo dejaran y le explicaran quién lo acusaba y de qué. En respuesta, recibió un “cállate” y golpes en las costillas al tiempo que las manos de los policías hurgaban en las ropas del usuario, a quien le revisaron la cartera y de la que extrajeron mil pesos.

La agresión ocurría ante la mirada curiosa de usuarios que no hicieron nada por intervenir. Fue un vendedor de tenis que se decidió a enfrentar a los elementos de la PBI: “Cálmense, no se pasen de lanza, el chavo es mi cliente, yo lo conozco”.

Casi como mandato, los policías liberaron a Sinuhé. Hecho una furia por la agresión, se fue a casa.

Luego de que Crónica publicó este hecho el sábado pasado, la Policía Bancaria e Industrial exhortó al capitalino a presentar su denuncia, para poder iniciar la investigación correspondiente contra sus dos elementos. El lunes, el usuario volvió a contactar a este diario para ventilar que nuevamente fue agredido por Jorge Enrique Alcántara Padilla y Luis Alberto Celis, los mismos policías que 72 horas antes lo habían golpeado y le habían robado dinero.

Eran aproximadamente las 17:15 horas, cuando Sinuhé caminaba por el Centro de Transferencia Modal (Centram) Pantitlán, en su ruta cotidiana del trabajo a casa. Los elementos de la PBI ubicaron de inmediato a su víctima: “Otra vez tú aquí, no entiendes, ¿verdad?”, fueron las palabras de acercamiento y acto seguido Sinuhé fue tomado  por el cuello: “¡Adónde me llevan! ¡Gente, graben a los policías. Yo no hice nada, miren cómo me están tratando!”, gritaba Sinuhe. 

“Pareces puto, pinche marica”, le decían los de la PBI. Ahora fue un vendedor de tortas quien salió en defensa del capitalino: “Déjenlo, no hizo nada, no se pasen”.

“De qué me acusan, llévenme al Ministerio Público”, casi suplicaba Sinuhé con miedo, por su incierto destino. Los policías condujeron al capitalino hacia el módulo del Cetram, lo metieron al espacio que ocupa el estacionamiento y ahí lo recargaron en una pared.

Le pidieron otra vez sacar sus pertenencias y luego lo presentaron con el jefe del sector Javier Ramírez y el jefe de servicio Carlos García. Este diario abordó a ambos mandos para que explicaran si había motivo de la detención de Sinuhé.

“Los policías nos dicen que se veía muy sospechoso”, dijo Carlos García; de inmediato es corregido por el otro mando: “eso no es motivo para la detención”, señala.

Javier Ramírez aclara: “Cualquier detención y traslado que se haga al Juzgado Cívico o al Ministerio Público yo, como mando debo de (sic) validar, ver que se cumpla el protocolo de detención, que se lean los derechos y se haga una remisión tal cual lo marca la ley”.

El jefe de sector admite que hubo irregularidades en la conducta de sus elementos, por lo que exhorta a Sinuhé a dirigirse a la Dirección General de Asuntos Internos, en el séptimo piso de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina a denunciar a los policías.

Este diario hizo un recorrido por el Cetram junto con la víctima para que detallara dónde fue agredida este lunes y el pasado viernes.

Un comerciante de paletas señala que es muy común que los policías hagan detenciones al azar. Se buscó al vendedor de torta que intercedió por Sinuhé, pero ya había terminado con su día laboral.

También se contactó al vendedor de tenis, cuyo puesto se encuentra dentro de un pasillo de la estación Pantitlán y quien fue amenazado.

Cuenta que el viernes fue amenazado por los mismos policías que agredieron al usuario.

“El viernes después de que los policías se llevaron al chavo regresaron aquí y me dijeron: Tú no te prestes para las chingaderas, o también te vas a chingar”, dice.

En ese momento, se aparecen en lugar los mandos Javier Ramírez y Carlos García, quienes informan a Sinuhé que hay dispuesta una unidad policiaca que lo apoyará en su traslado a la SSC para que denuncie las agresiones y el robo mil pesos del que fue víctima por parte de los dos elementos de la PBI.

En la SSC se abrió la carpeta de investigación DGAI/III/D/000866/02-19, donde en los próximos días se determinará la sanción que se aplicará a ambos policías de la PBI.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -