Opinión


¿Por qué el agua es un asunto de seguridad nacional?

¿Por qué el agua es un asunto de seguridad nacional? | La Crónica de Hoy

El concepto de seguridad nacional tiende a ser un termino bastante complejo y debatible debido a las diversas connotaciones políticas e ideológicas que se le atribuyen, empero, para estos fines retomaré la idea de seguridad nacional en su sentido más general como: “la defensa de los intereses y los valores de una nación.” (Pastor, 1995)

Con base en esta perspectiva cabe preguntarse por qué la Ley de Aguas Nacionales, considera al agua como: “un bien de dominio público federal, vital, vulnerable y finito, con valor social, económico y ambiental, cuya preservación en cantidad y calidad y sustentabilidad es tarea fundamental del Estado y la Sociedad, así como prioridad y asunto de seguridad nacional”. 

Esta categorización jurídica no debe minimizarse, al contrario, debe de revalorizarse tanto en un sentido institucional como social. Los argumentos son los siguientes: 1) Es un recurso vital sin el cual no hay ni vida, ni ecosistemas sustentables, ni salud, ni bienestar; 2) El agua es el componente más abundante en los medios orgánicos, los seres vivos contienen por término medio un 70% de agua; 3) Es un recurso natural finito (el volumen mundial existente es limitado) e irreemplazable (no hay sustituto en todos sus usos); 4) La sociedad recurre al agua para generar y mantener el crecimiento económico y la prosperidad, a través de actividades tales como la agricultura, la pesca comercial, la producción de energía, la industria, el transporte y el turismo.

Derivado de lo anterior, resulta determinante que tanto el gobierno como la población valoremos y veamos el cuidado del agua como un tema de estabilidad social, en el cual un manejo y administración irresponsable del agua puede generar profundos riesgos en la integridad, la estabilidad y la permanencia de los intereses fundamentales del país.

Si no se sigue considerando al agua como un tema de estricta seguridad nacional y al efecto se emprenden de inmediato las acciones más eficaces, inversiones y desarrollo e implementación de las tecnologías adecuadas para su aprovechamiento racional en todas las actividades económicas en que se requiere el suministro de agua, el futuro y estabilidad de nuestra nación estarán en entredicho.

 

*Coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Verde ­Ecologista de México en el ­Congreso de la CDMX

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -