Metrópoli


Presuntos feminicidas de Fátima fueron detenidos sin orden de aprehensión

Dice el jefe de la Policía que la acusación por cohecho, —ofrecieron 10 mil pesos a los uniformados a cambio de dejarlos en libertad—, fue suficiente para aprehender a los sujetos. Asegura Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana, que Giovana y Mario no quedarán en libertad.

Presuntos feminicidas de Fátima fueron detenidos sin orden de aprehensión | La Crónica de Hoy

El miércoles pasado fueron capturados Giovana y Mario en Isidro Fabela, municipio del Estado de México.

Gladis Giovana Cruz Hernández y su esposo Mario Alberto Reyes, acusados de la desaparición y muerte de la niña Fátima, fueron capturados sin una orden de aprehensión. 

Sin embargo, a decir del secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, la acusación por cohecho, —la pareja ofreció 10 mil pesos a los policías a cambio de dejarlos en libertad—, fue suficiente para aprehender a los sujetos. El Jefe de la Policía aseguró que los feminicidas de Fátima no quedaran libres.

Y comentó que el móvil del asesinato aún no está definido, pero aseguró que no fue ni por dinero ni por venganza contra la familia.

La Fiscalía de la Ciudad de México reiteró que hará todo lo necesario, en el marco legal, para obtener justicia por la muerte de la pequeña Fátima y la  institución no cesará en su objetivo para llegar a una sentencia condenatoria que sea contundente y ejemplar.

Hasta ayer por la tarde noche, Giovana y Mario Reyes se encontraban detenidos en instalaciones de la Fiscalía del Estado de México en Atizapán, a la espera de que la Fiscalía capitalina presentara las órdenes de aprehensión en su contra y así pudieran ser trasladados a la CDMX.

“La #FAS detalla indagatoria por la probable comisión del delito de secuestro con el propósito de hacer daño y agravante de haber privado de la vida a la víctima, para judicializarla en breve, a fin de obtener y cumplimentar órdenes de aprehensión”, explicó la Fiscalía General de la Ciudad de México en su cuenta de Twitter.

Las autoridades capitalinas indicaron que el arresto se dio gracias a una denuncia ciudadana; incluso, se dijo que desde las 15:00 horas de ese día las autoridades usaron drones para la localización de las dos personas.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México investiga el caso de Fátima como un feminicidio, además de que se mantienen abiertas indagatorias sobre la posible omisión de responsabilidad de funcionarios que pudieron haber incurrido en negligencia.

Por la tarde, la dependencia informó que se allega de elementos para robustecer la indagatoria contra los presuntos feminicidas de Fátima.

“La #FGJCDMX se allega de todos los elementos posibles para llevar ante la justicia a quienes participaron en la sustracción y muerte de una menor de edad en la alcaldía Tláhuac. La institución no permitirá que estos hechos queden impunes. #JusticiaParaFátima”.

Cabe recordar que ambos detenidos deben ser considerados inocentes hasta que la Autoridad Judicial determine una sentencia condenatoria en su contra.

LA TÍA DE MARIO LOS ENTREGÓ TRAS CONFESARLE ÉSTOS SU FECHORÍA. Gladis Giovana Cruz Hernández y su esposo Mario Alberto Reyes narraron, a su tía y a las autoridades ministeriales, los motivos por los que sustrajeron a la niña Fátima y su asesinato.

La mujer detenida ayer en el poblado de La Palma, en el municipio de Isidro Favela, en el Estado de México, aseguró que ella le entregó la niña a Mario, puesto que su marido le había pedido una “novia joven” que le durara por mucho tiempo.

Antes, según dichos de la mujer, la había amenazado con abusar sexualmente de sus dos hijos, si no le cumplía la petición.

Giovana aseguró que, por temor, le llevó a Fátima, pues se acordó que su familia no le prestaba mucha atención a la menor.

Asimismo, contó que el día que se la entregó a Mario, esté la vistió con un vestido que recién había comprado y le pintó las uñas. De igual manera, Giovana confesó que ella misma asfixió a Fátima con un cinturón.

Una vez cometido el crimen y al darse cuenta que eran buscados por las autoridades, decidieron abandonar el cuerpo en el baldío, donde fue encontrado, y decidieron escapar a la casa de su tía, en la comunidad de la Palma, en el municipio de Isidro Fabela.

SU TÍA LOS DENUNCIÓ. Irma Reyes dijo que su sobrino le pidió permiso para quedarse en una casa, ubicada en el municipio Isidro Fabela, junto con Giovana y los hijos de ella.

Reyes mencionó que días después de su llegada observó una actitud sospechosa y que estaban poco comunicativos. Indicó que fue a través de la televisión como se enteró que ambos eran buscados por las autoridades, acusados de raptar y matar a una menor.

En ese momento la mujer quiso averiguar y les preguntó: “¿qué pendejada hicieron?”, y tras un breve interrogatorio confesaron su crimen. La mujer narró que en ese momento tomó la decisión de denunciarlos ante las autoridades; sin embargo, tuvo que ingeniárselas para entregarlos.

Una vez que salieron del domicilio los presuntos asesinos, policías ministeriales los detuvieron.

Las fiscalías de la Ciudad de México y del Edomex informaron que la detención de la pareja se debió a una alerta que hizo un vecino.

Comentarios:

Destacado:

+ -