Mundo


Promesas del gobierno no desactivan la rebelión popular en Líbano

Hariri gravará ganancias de bancos y reducirá a la mitad salario de ministros y diputados.

Promesas del gobierno no desactivan la rebelión popular en Líbano | La Crónica de Hoy

Libaneses piden en Beirut la caída del régimen. (Foto: EFE)

El gobierno libanés logró ayer aprobar los presupuestos sin nuevas cargas a los ciudadanos, pero no logró frenar la ola de protestas callejeras que sacude al país árabe por quinto día consecutivo, ya que ahora exigen la marcha de todos los dirigentes. Con la consigna “Todos ellos significa todos ellos”, los manifestantes volvieron a congregarse este lunes en la plaza Riad al Sohl, donde el ambiente festivo de los últimos días se tornó furioso tras la comparecencia del primer ministro, Saad Hariri.

En mensaje a la nación, Hariri anunció luchar contra la corrupción, gravar las ganancias de los bancos y eliminar impuestos, como el anunciado el jueves, y que dio origen a las protestas: la aprobación de una tasa sobre las llamadas de voz como WhatsApp. Además, anunció que ha bajado el sueldo un 50% a los ministros y diputados.

“CANSADA DE MENTIRAS”.  “Voy a continuar manifestándome porque estoy cansada de las mentiras de los dirigentes que están en el poder, algunos desde hace más de 30 años, y son incapaces de darnos lo mínimo como electricidad, agua y medicinas”, dijo Renée Kadura, una ama de casa.

Ayer, la plaza epicentro de las protestas vivió su Primavera Árabe con manifestantes  que piden “la caída del régimen”, el grito de batalla de los pueblos árabes contra dirigentes ineficientes, corruptos y autoritarios.

En Líbano, que no tuvo su revolución popular en 2011, éstas son las protestas más grandes que se recuerdan desde 2005, cuando vivió la “revolución del cedro” tras el asesinato del exprimer ministro y padre del actual jefe de Gobierno, Rafik Hariri, supuestamente a manos de prosirios.

Comentarios:

Destacado:

+ -