Negocios


Qué es el desempeño laboral y cómo medirlo

La medición del desempeño laboral se utiliza en la actualidad para medir el nivel de competitividad de la empresa

Qué es el desempeño laboral y cómo medirlo | La Crónica de Hoy

A la hora de analizar el rendimiento de una empresa, uno de los términos más utilizados es el de “desempeño laboral”, un calificativo que sirve para cuantificar la calidad del trabajo llevado a cabo por el empleado, medir las destrezas a nivel individual y colectivo y reconocer tanto las habilidades más destacables del equipo humano que conforma la empresa como sus brechas competenciales, que pueden llegar a comprometer el rendimiento de la empresa y su posición estratégica dentro del sector. Pero, ¿qué engloba exactamente el desempeño laboral y de qué formas puede ser medido de una manera objetiva?

El desempeño laboral como herramienta para detectar vulnerabilidades

De manera coloquial, se conoce al desempeño laboral como el conjunto de aptitudes y destrezas del trabajador que sirve para determinar cómo de competitivo es el empleado y permite medir su contribución a la hora de perseguir y alcanzar los objetivos comunes fijados por la empresa. Es una manera de medir el rendimiento del empleado y ha sido tratado por varios expertos en recursos humanos de todas partes del globo. El brasileño Idalberto Chiavenato se refiere a él como “el comportamiento del trabajador en la búsqueda de los objetivos fijados, y constituye la estrategia individual para lograr los objetivos”.

Sin embargo, la acepción que ha gozado de una mayor acogida en los cursos de formación modernos en torno a la administración y dirección empresarial es la de Milkovich y Boudreau, que entienden el desempeño laboral como un cuarteto de rasgos a medir: capacidades, habilidades, necesidades y cualidades que interactúan con la naturaleza del trabajo y de la organización para producir comportamientos que pueden afectar resultados y los cambios sin precedentes que se están dando en las organizaciones.

La medición del desempeño laboral se utiliza en la actualidad para medir el nivel de competitividad de la empresa, y en las de mayor envergadura es habitual recurrir a programas de medición del desempeño laboral o herramientas de software que incluyen un sistema de medición de KPI’s, como el software de evaluación del desempeño de Bizneo, que permite al departamento de recursos humanos crear su sistema de evaluación del desempeño personalizado al designar los criterios en base a los cuales va a medirse el rendimiento de cada trabajador, seleccionar departamentos o miembros de la plantilla concretos, realizar la evaluación de manera periódica o puntual o llevar a cabo escalas personalizables.

“Nuestro programa es utilizado por empresas de presencia mundial para medir el desempeño de sus trabajadores, reconocer sus habilidades, medir el nivel de competitividad de la empresa en su sector y elaborar, de manera automatizada, informes de rendimiento por áreas, informes globales para detectar brechas competenciales y revelar las necesidades formativas de distintos grupos de trabajo”, comenta el equipo de Bizneo. “Firmas de la talla de Air Europa, Adecco, Seat, Burger King o Hawkers utilizan nuestro software, demostrando su versatilidad en sectores tan variopintos como el de la moda, la automoción o la hostelería, y poniendo de manifiesto la utilidad y eficacia que proporciona nuestro software de cara a medir las competencias de los equipos humanos que conforman sus respectivas plantillas”, señalan.

El papel de los KPIs en la evaluación del desempeño laboral

Los indicadores clave del rendimiento, conocidos simplemente como KPIs (de sus siglas en inglés Key Performance Indicators) son aspectos concretos que sirven para evaluar el nivel de rendimiento y competitividad de los empleados. Pueden ser aplicados tanto de manera individual como colectiva, y sirven para detectar vulnerabilidades competenciales en un departamento en concreto, reelaborar las estrategias de expansión, depurar las destrezas de la plantilla o dejar al descubierto necesidades de formación específicas. Existen varios tipos de indicadores clave del rendimiento, englobados en sus respectivos departamentos en los que se va a llevar a cabo la evaluación.

Así, en el caso de las KPIs de redes sociales, estas serían el número de seguidores en redes, el engagement o la tasa de CTR, que mide el interés de los usuarios por consultar algún tipo de contenido en concreto. “La misión de los departamentos de recursos humanos no es solo la de medir el rendimiento de la plantilla y detectar vulnerabilidades en ella para optimizar el nivel de eficiencia de la empresa en su sector, sino la de canalizar esos esfuerzos para permitir centrar los recursos a otros fines con la misión de aumentar el nivel de competitividad”, señalan desde Bizneo. “Una de las ventajas de nuestro software de evaluación del desempeño laboral es que, al poder personalizarse en base a los criterios y preferencias del departamento de recursos humanos, se puede obtener información mucho más precisa tanto a nivel empresa como a nivel departamental, enfocándose en la necesidad de mejorar un grupo de trabajo en concreto para alcanzar los objetivos previamente fijados”.

A nivel empresarial, contar con la información que proporcionan estos indicadores del rendimiento resulta elemental para mejorar su posición en el sector, elaborar estrategias comerciales más efectivas, definir el target con más precisión y llevar a cabo estimaciones de beneficios más acordes con la realidad. “Lejos de buscar controlar al trabajador en todo momento, lo que se pretende con este tipo de software es el de mejorar la competitividad de la empresa”, indica el equipo de Bizneo. “No se trata de supervisar en todo momento el rendimiento del trabajador, sino utilizar los KPIs para evaluar su desempeño y permitir identificar sus fortalezas y debilidades, estableciendo requisitos de formación más plausibles con el fin último de mejorar la posición de la empresa en su sector”, sostiene la firma de software.

Cómo medir adecuadamente el desempeño laboral

Con esta premisa que permita alcanzar las metas comunes, solo resta llevar a cabo la medición de estos indicadores para llevar a cabo un estudio de rendimiento que refleje unos datos acordes con la realidad. “Cada empresa utilizará unos KPIs en función de las características del sector al que pertenezca”, comenta el equipo de desarrollo de Bizneo. “Hay tantos tipos de KPIs como sectores empresariales, y cada uno cuenta con unos parámetros de medición del desempeño laboral concretos. Por ejemplo, un banco utilizará unos indicadores centros cien por cien en finanzas, como el ROI, el apalancamiento financiero o el punto de equilibrio, que nada tendrán que ver con los que pueda utilizar una tienda de moda, que pondrá el foco en las ventas por visita, el ticket promedio o las horas de mayor afluencia e índice medio de clientes”, puntualizan.

A la hora de llevar a cabo un estudio de rendimiento empresarial, se antoja cada vez más necesario contar con un software de desempeño laboral como el que acuña Bizneo, capaz de tener en cuenta distintas variables y personalizar los criterios de evaluación para llevar a cabo una medición fiel del rendimiento de la empresa. Al tratarse de un estudio en el que es imprescindible establecer relaciones de producción y tiempo, para ahorrar tiempo y obtener resultados cien por cien fiables es preciso dejar estas tareas en manos de un programa automatizado, que sea capaz de llevarlos a cabo por sí mismos en un margen de tiempo reducido y permita enfocar los esfuerzos del departamento de recursos humanos a otros fines. “Lo recomendable es llevar a cabo estudios del rendimiento a nivel empresa para obtener una visión global del funcionamiento de la misma, pero a la hora de detectar vulnerabilidades más específicas es preciso realizar estos estudios de manera individualizada, por departamentos o grupos de trabajo”, sostiene desde la firma desarrolladora. “Esto permitirá obtener datos mucho más precisos, detectar fortalezas concretas, descubrir vulnerabilidades específicas y afrontar los ajustes formativos y combatir las brechas competenciales de una manera mucho más efectiva, lo que acaba fortaleciendo la posición de la empresa”, sentencia el equipo de Bizneo.

Comentarios:

Destacado:

+ -