Opinión


¿Qué está pasando en Hong Kong? Sencillo: pánico

¿Qué está pasando en Hong Kong? Sencillo: pánico | La Crónica de Hoy

Para explicarlo en pocas palabras, qué mejor que el comportamiento humano ante la muerte para entender lo que está ocurriendo en Hong Kong.

Sabemos que vamos a morir, pero no tenemos miedo a la muerte… a no ser que se tenga la fecha y esté en la vuelta de la esquina. En el caso de Hong Kong la fecha de su “muerte” es el 1 de julio de 2047, le quedan 28 años de vida democrática: nada.

Cuando hace exactamente 20 años, el 1 de julio de 1997, Gran Bretaña cedió a regañadientes su última joya de la corona colonial, los hongkoneses no se preocuparon con los términos de la cesión, ya que entonces parecía una eternidad 50 años bajo “Un país, dos sistemas”. Este afortunado lema se lo sacó de la manga el entonces líder comunista Deng Xiaoping, para que los hongkoneses siguieran gozando de las mieles de su exitoso capitalismo, y antes que ellos para “convencer” a la premier Margaret Thatcher de la cesión de la colonia (o de lo contrario, le susurró el heredero de Mao a La Dama de Hierro, China tomaría Hong Kong por la fuerza).

Pero el tiempo pasa y 28 años no son nada, sobre todo cuando los casi ocho millones de habitantes de Hong Kong sienten ya en la nuca el aliento del dragón y ven cómo se va difuminando antes de tiempo el lema “Un país, dos sistema” por “Un país, un sistema”.

La gota que colmó el vaso fue el intento de las autoridades localesde aprobar una polémica ley que autorizaba la extradición a China, a donde podrían ser llevados para ser juzgados por las leyes del régimen comunista activistas y disidentes chinos que creyeron estar a salvo bajo las leyes de Hong Kong.

Detrás de esta polémica ley está la jefa del gobierno local, Carrie Lam, una política prochina, que agradece así la reforma electoral que impuso el gobierno chino el 31 de agosto de 2014, mediante la cual Pekín nombra un comité para la selección de candidatos en cada “contienda democrática”. Fue cuando estalló la Revolución de los Paraguas, el mayor desafío de los estudiantes desde Tiananmen.

El miedo a una nueva matanza desinfló la protesta, que ha vuelto a resurgir ante la evidencia de que, con Xi Jinping, China podría asestar un zarpazo contra las libertades de Hong Kong más pronto que tarde.

Pues eso, que los hongkoneses tienen pánico.

 

fransink@outlook.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -