Opinión


¿Qué “ciencia” tiene construir una carretera?

¿Qué “ciencia” tiene construir una carretera? | La Crónica de Hoy

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer un programa para construir caminos en municipios, sobre todo los de pequeñas poblaciones. Se trata de un proyecto de inversión pública en donde no se dependerá de la adjudicación de contratos a compañías constructoras, sino de la gestión de las autoridades municipales. Otra de las características será la decisión de construir caminos a base de concreto y no de asfalto, con el propósito de mejorar la vida útil de estas carreteras. Una de las compañías beneficiadas de este proyecto del gobierno federal es la regiomontana Cemex.

El esquema, sin embargo, genera muchas dudas. Para empezar, quién y cómo se decidirá la construcción de caminos; quién se hará responsable del proyecto técnico y de su factibilidad si no hay una constructora de por medio. El énfasis se encuentra en la creación de empleos, pero no queda claro bajo qué figura se desarrollará. En otras palabras, se propone confiar por completo en el pleno juicio de autoridades municipales, quienes administrarán los recursos vía esquemas como la adjudicación directa.  Pero el presidente López Obrador ha dicho que no tiene ciencia construir una carretera; basta una revolvedora y trabajo. Quizás. Lo que sí tiene ciencia es desarrollar procesos transparentes en la ejecución del gasto.

 

Cae construcción hasta abril

Y a propósito de la industria de la construcción, resulta que algunas cifras del INEGI que encabeza Julio A. Santaella, revelan la caída en la actividad de este sector. De acuerdo con los principales resultados de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) y, con base en cifras desestacionalizadas, el valor de la producción generado por las empresas constructoras registró un aumento en términos reales de sólo 0.2% en abril del año en curso respecto al mes inmediato anterior. El personal ocupado total descendió 0.4%, las horas trabajadas disminuyeron 3.8% y las remuneraciones medias reales 0.1% a tasa mensual durante abril de 2019, con series ajustadas por estacionalidad. En la Ciudad de México, el gobierno de Claudia Sheinbaum sólo está autorizando los proyectos que se han revisado de manera exhaustiva luego del abuso en el que se incurrió usando figuras como los polígonos de actuación. Los números de esta industria muestran ya problemas mientras las autoridades de la Seduvi y la Semar buscan garantizar un cambio luego del caos en el desarrollo urbano de la ciudad.

 

Telenovelas, buena apuesta.

El Canal tlnovelas se confirmó como la señal líder de la TV de paga en México, al registrar una audiencia total de más de 7 millones de personas (4+), con la emisión de la telenovela Para volver a amar, de acuerdo con datos de Nielsen IBOPE. El capítulo final de este melodrama, transmitido el pasado domingo 16 de junio, de 19:35 a 20:35 horas, se colocó en los primeros lugares del top ten de la TV de paga en México. Durante las tres últimas semanas, el canal tlnovelas se ha mantenido firmemente como la señal con mayor audiencia de la TV de paga en México, siendo el canal preferido por las mujeres (+35) en Latinoamérica, y en México se ha mantenido, en las dos últimas semanas, en el primer lugar del top ten de lunes a viernes, en el horario de 06:00 a 24:00 horas. Así, se confirma que las telenovelas no son sólo un tema de espectáculos. Son un contenido que genera grandes recursos. Las telenovelas generan empleos y recursos en la economía mexicana que se multiplican gracias a  la exportación de productos culturales.  Se estima que anualmente las telenovelas generan más de 100 millones de dólares y gran parte de estos recursos se obtiene a partir de la exportación de estas series. Las nuevas tecnologías, además, permitirían catapultar este monto como ya vimos con el canal tlnovelas.

Como producto cultural, además, las telenovelas, gracias al desarrollo de su concepto, exhiben un gran potencial para impulsar cambios sociales, aseguran expertos. Se trata, dice, de una herramienta que puede transitar del mundo del entretenimiento al de la educación y la movilidad social.

Mientras en Estados Unidos las grandes cadenas de televisión se han retirado del mercado de las telenovelas por considerar su producción muy cara y de alto riesgo, en México la industria del drama genera ganancias pero sobre todo empleos.

 

claudiavillegas@revistafortuna.com.mx
 @LaVilleghas1

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -