Opinión


Rafael Carmona

Lejos de quedarse con los brazos cruzados y prometer algo que jamás cumplirá, como lo hacían en la pasada administración, el director del Sistema de Aguas comenzó con la construcción de uno de tres colectores que ayudarán a mitigar las inundaciones en zonas de la ciudad que cada año se anegan. Es evidente que el funcionario tiene ganas de trabajar y la tarea no es nada fácil, sobre todo en este rubro, pero la actitud cuenta, y mucho.

Rafael Carmona | La Crónica de Hoy

Lejos de quedarse con los brazos cruzados y prometer algo que jamás cumplirá, como lo hacían en la pasada administración, el director del Sistema de Aguas comenzó con la construcción de uno de tres colectores que ayudarán a mitigar las inundaciones en zonas de la ciudad que cada año se anegan. Es evidente que el funcionario tiene ganas de trabajar y la tarea no es nada fácil, sobre todo en este rubro, pero la actitud cuenta, y mucho.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -