Opinión


Raymundo Martínez Vite

El alcalde de Tláhuac tropezó durante su comparecencia en el Congreso de la Ciudad de México al explicar que le quedaban 6 millones de pesos para reconstruir el Mercado de Zapotitlán y los regresó, los entregó a Finanzas y después se dio cuenta de que los necesitaba, por lo que los tomó de distintos programas de la alcaldía. Es decir, ya los tenía, los regresó y volvió a juntar el recurso. Ya habrá tiempo de que explique el enredo. Pero ése no fue el único traspié; Martínez Vite sorprendió a todos al entregar un presupuesto que no fue el aprobado por los concejales, a ver en cuánto le sale el chiste.

Raymundo Martínez Vite | La Crónica de Hoy

El alcalde de Tláhuac tropezó durante su comparecencia en el Congreso de la Ciudad de México al explicar que le quedaban 6 millones de pesos para reconstruir el Mercado de Zapotitlán y los regresó, los entregó a Finanzas y después se dio cuenta de que los necesitaba, por lo que los tomó de distintos programas de la alcaldía. Es decir, ya los tenía, los regresó y volvió a juntar el recurso. Ya habrá tiempo de que explique el enredo. Pero ése no fue el único traspié; Martínez Vite sorprendió a todos al entregar un presupuesto que no fue el aprobado por los concejales, a ver en cuánto le sale el chiste.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -