Academia


Rectores de México y Japón revisan beneficios de la Sociedad 5.0

Encuentro. Este concepto fue creado en Japón y sirve para visualizar el estado ideal que debe avanzar un país para sacar todo el provecho posible de las transformaciones tecnológicas en curso y beneficiar al conjunto de todos sus ciudadanos, sin que nadie se quede atrás

Rectores de México y Japón  revisan beneficios de la Sociedad 5.0 | La Crónica de Hoy

Enrique Graue, de la UNAM, explicó que existen más de 25 convenios de colaboración entre universidades de México y Japón.

A lo largo de la última década, las universidades de México y Japón han generado juntas más de mil 200 investigaciones científicas y mantienen vigentes más de 25 convenios de colaboración. Estos intercambios y alianzas son revisados desde ayer en la Cuarta Cumbre de Rectores de México y Japón, que reúne a representantes de 61 instituciones de educación superior de ambos países, en la capital de la República mexicana.

El encuentro, que tiene como anfitriones a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y a El Colegio de México (Colmex), tiene entre sus temas centrales la reflexión acerca del concepto llamado Sociedad 5.0, que fue creado en Japón y sirve para visualizar el estado ideal hacia el que debe avanzar un país para sacar todo el provecho posible de las transformaciones tecnológicas en curso, al mismo tiempo que beneficia al conjunto de todos sus ciudadanos, sin que nadie se quede atrás. Este concepto no sólo es tecnológico y económico, sino social.

Para explicar y reflexionar juntos sobre este concepto iniciaron pláticas, desde ayer, 23 universidades japonesas y 38 mexicanas.

Los trabajos fueron inaugurados en la UNAM, donde el rector Enrique Graue Wiechers consideró que una plataforma importante para esta reflexión entre las sociedades de dos países son los vínculos que ya existen entre las universidades, donde ya hay una fuente de constante intercambio y cooperación.

En esa misma ceremonia de apertura estuvo el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, quien explicó que el intercambio entre estas casas de estudio es importante para la política exterior de México, pues se tiene claro que hoy en día el éxito o fracaso de las naciones depende del conocimiento.

Las relaciones entre México y Japón atraviesan por un buen momento; además, las dos naciones comparten valores como el compromiso con la paz, están contra las armas nucleares, a favor del diálogo y del respeto a la pluralidad, dijo el canciller, pues “Japón siempre ha sido una mano amiga y vemos con simpatía este acercamiento académico”, subrayó.

CONOCIMIENTO Y BIENESTAR. La reunión de rectores de México y Japón busca crear escenarios reales en los que el conocimiento genere bienestar para la gente. Por eso se consideró como tema central dialogar sobre la llamada Sociedad 5.0

En 2015, bajo el impulso del primer ministro Shinzo Abe, el Gobierno japonés, junto a la federación empresarial (patronal) Keidanren, lanzó su concepto de Sociedad 5.0, que posteriormente refinó. Este concepto busca ser un paso más al planteamiento socioeconómico llamado Industria 4.0 pues pone a la sociedad, y no sólo a la industria, en el centro de la revolución tecnológica en curso.

El objetivo de este planteamiento japonés es lograr una “sociedad superinteligente”, que no deje a nadie atrás. Se trata de un concepto, o de una estrategia, que carece de una organización, no contempla objetivos parciales (benchmarks) cuantitativos, ni un presupuesto concreto.

En el auditorio Alfonso Caso, el rector de la UNAM expuso que Japón y México son economías fuertes, pues de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Japón es la tercera economía a nivel mundial, y México la quinceava. El crecimiento de la nación nipona asombra y estimula a imitar, pues parte de su robusta economía la ha fincado en la innovación tecnológica, así como en la investigación básica y la aplicada.

“Invierte cerca del 3.2 por ciento de su producto interno bruto (PIB) en investigación y desarrollo, mientras México destina alrededor de 0.5 de su PIB en ciencia y tecnología. Tenemos mucho que aprender de Japón y por eso es un honor que estén sus rectores aquí”, resaltó Graue ante el embajador de Japón en nuestro país, Yasushi Takase; de la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, María Elena Álvarez-Buylla; y de la presidenta de El Colegio de México, Silvia Giorguli.

Graue mencionó que entre los temas que se abordarán en la cumbre son: la Sociedad 5.0, el papel de las universidades hacia la sustentabilidad, los riesgos relacionados con fenómenos naturales y el futuro de las universidades.

En tanto, el presidente de la Universidad de Hiroshima, Mitsuo Ochi, indicó que la presencia de las 23 universidades japonesas demuestra la gran expectativa que se tiene del intercambio con el sector de la educación superior en México.

Hoy que los avances en ciencia y tecnología generan cambios en las reglas socioeconómicas, que las innovaciones se propagan en un abrir y cerrar de ojos y se sigue enfrentando escasez de alimentos, enfermedades infecciosas, terrorismo y crecimiento dispar, las universidades deben trabajar conjuntamente para contribuir a la solución de estos problemas, recalcó.

La directora de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla confió en que el intercambio de ideas, la cooperación internacional y la suma de esfuerzos entre las universidades participantes darán como resultado beneficios comunes a ambas naciones.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -