Opinión


Reelección, la manzana de la discordia

Reelección, la manzana de la discordia | La Crónica de Hoy

“Entonces Jacob le dio a Esaú pan y el guiso de lentejas, y Esaú comió y bebió;

luego se levantó y se fue. Así fue como Esaú menospreció la primogenitura”.

Génesis 25:34 RVC

 

 

Y entonces estaban en un jardín, en él crecían toda clase de árboles; eran hermosos y daban fruta muy sabrosa. Y todo era bueno y equilibrado y honesto. Luego llegó la serpiente y el resto es historia.

Dicen que el poder cambia el cerebro de las personas, si lo vendieran enfrascado en forma de bebida energética o suplemento alimenticio, sus efectos secundarios tendrían que enlistarse ampliamente en algún catálogo aparte (su consumo puede producir mareo, intoxicación, delirio, corrupción y un largo etcétera).

¿Qué tan poderosa será su influencia, que algunos hombres intentan aferrarse a él, aún cuando ni siquiera lo tienen? ¿De dónde viene ese deseo de perpetrarse al mando, cueste lo que cueste, cambiando las reglas como mejor acomode?

La Revolución Mexicana nace bajo el lema de “sufragio efectivo y no reelección”, ésa fue su lucha. Los que aspiramos a ver una sociedad justa y libre, lo tenemos presente. Creemos en estos principios como directrices elementales para lograr un mejor futuro.

El ideal antirreeleccionista, ha sido un factor decisivo en la estabilidad política nacional, la auténtica democracia solamente existe cuando hay posibilidad de una verdadera alternancia pacífica en el poder: El progreso de nuestro país, se encuentra estrechamente vinculado con la renovación ininterrumpida de hombres e ideas.

Sufragio efectivo es el respeto irrestricto a las decisiones que las mayorías expresan en las urnas. Por eso, cualquier intento de vulnerar este gran principio revolucionario, debe ser encarado con decisión.

La historia nos enseña que es un error reformar las leyes para un solo hombre. Las reformas hechas para personas quebrantan ideales, niegan nuestros orígenes, atacan a las instituciones y nos hacen retroceder.

Actualmente, existe la siniestra aspiración de prolongar el mandato del gobernador electo en el estado de Baja California. Los aturdidos que promueven este propósito contrarrevolucionario (seducidos sin lugar a dudas por motivos económicos, cambiando su honra por dinero), lesionan la construcción del México democrático, el único México posible donde el pueblo, sus intereses y su bienestar, pueden convertirse en una realidad y por el que ya han sido derramados ríos de sangre.

*Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso de la Ciudad de México

@jorgegavino

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -