Opinión


¿Regresa Trump en agosto? Absurda y peligrosa teoría

¿Regresa Trump en agosto? Absurda y peligrosa teoría | La Crónica de Hoy

La más reciente mentira o teoría de conspiración que circula ampliamente en Estados Unidos es que la Suprema Corte de Justicia restablecerá a Donald Trump como presidente en el mes de agosto. Esto, a pesar de que hace siete meses perdió la elección, no ha tenido éxito en ninguna de sus demandas judiciales alegando fraude y cuando le quedan a Joe Biden mil 300 días en la Oficina Oval. 

En agosto precisamente el clima en Washington es terriblemente caluroso; quienes se pueden ir de la ciudad se van. El Congreso entra en receso, la Suprema Corte hace una pausa e incluso el mandatario en turno usualmente toma vacaciones. Quizás por eso Trump piensa que podrá volver sin que nadie se de cuenta de que se mudó de regreso a la Casa Blanca.

Suena a broma, pero no lo es. Por increíble que parezca, abundan los trumpistas que creen que así será. Que lo crea y lo tome en serio el mismo expresidente es aún más grave y sorprendente, pero esto ha sido reportado por medios serios y periodistas con fuentes muy cercanas al ex mandatario, como la prestigiada reportera Maggie Haberman de The New York Times.

Fuentes republicanas han confirmado que Trump está convencido de que así será, pese a que no hay ninguna base legal para su regreso. Al parecer es su amigo, aliado y fiel seguidor Mike Lindell, un millonario ultraderechista fabricante de almohadas, quien empezó el rumor.  Este individuo sostiene que tiene pruebas del fraude electoral que impresionarán al máximo tribunal, que, según él, declarará presidente ilegítimo a Biden y dará a conocer una fecha para la Toma de Posesión de Trump.

Sidney Powell, una tristemente famosa abogada trumpista que ya antes había lanzado acusaciones falsas de fraude, compartió el rumor de su retorno en una reciente reunión de la ultraderecha en Dallas, Texas. Ahí también Michael Flynn, quien fuera Consejero de Seguridad Nacional en el régimen pasado, fue aún más lejos, sugiriendo que en este país debería darse un golpe militar para regresar a Trump al poder.

Nada de esto va a suceder, pero lo más peligroso de todo esto es que una mentira de este tamaño tiene consecuencias muy reales que pueden ser fatales. Un ejemplo fue el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero. Hoy el exmandatario sigue siendo la figura de derecha más influyente, con millones de seguidores. Según una encuesta de Reuters/Ipsos en mayo, un cuarto de los estadunidenses y 53 por ciento de los republicanos ciegamente cree que Trump es el verdadero presidente.

Es imposible saber si Trump realmente cree esa mentira, pero pretende que sí y la comparte porque le conviene. Pero un presidente de Estados Unidos solo puede ser removido del cargo por un juicio político, impeachment, pero ni así regresaría, porque según la Constitución quien le sustituiría es el vicepresidente.

 

cbcronica@aol.com

Comentarios:

Destacado:

+ -