Nacional


¿Retenes falsos? Hay venta libre de uniformes oficiales

Fácilmente se compran en el “mercado negro” e internet uniformes de todas las corporaciones policiacas, incluido el de la Guardia Nacional recién formada

¿Retenes falsos? Hay venta libre de uniformes oficiales | La Crónica de Hoy

Javier Trejo, conducía su camión Torton sobre un tramo de la carretera Puebla-Veracruz cuando un hombre uniformado con traje táctico y armas largas, le pidió orillarse. A un costado  el retén con más  uniformados  al lado de una camioneta pick up con torreta, debidamente balizada con las siglas de la Policía Federal.

De inmediato, los hombres revisaron el  camión que contenía electrodomésticos, lo amarraron de pies y manos y lo dejaron abandonado en un paraje. Se llevaron el camión con la mercancía. Era un retén falso.

Las  denuncias de retenes falsos en carreteras, establecidos por personas vestidas de militares, judiciales o federales,  han crecido en los últimos años, sobre todo en los estados de Nuevo León,  Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Guerrero, Nayarit, Zacatecas, Jalisco, Sinaloa, Aguascalientes y Baja California.

La facilidad que existe para comprar, en el “mercado negro”  e internet uniformes  de todas las corporaciones policiacas y hasta militares, incluida ahora la Guarda Nacional, ha permitido que organizaciones criminales e incluso los carteles utilicen esta indumentaria para perpetrar  acciones ilícitas desde asaltos, hasta secuestros y ejecuciones; todo ello con total impunidad para quienes ofertan y venden esos accesorios supuestamente solo para uso de las corporaciones.

Lo mismo se ofertan en tianguis, o tiendas cercanas al campo Militar Número Uno en la Ciudad de México, pero también en internet se puede conseguir cualquier elemento del uniforme de policías y militares que incluyen las insignias de las dependencias.

Basta con realizar una búsqueda  en internet para encontrar  camisas, pantalones, parches, insignias sacos, botas, gorras incluso con el nombre de la corporación, de diferentes  precios.

El secretario de la comisión de seguridad Pública del Senado,  Ismael García Cabeza de Vaca advirtió que  la falsificación de uniformes, insignias, e incluso el balizamiento de automóviles oficiales de las fuerzas armadas e instituciones de seguridad pública, ha sido una de las constantes formas de operar y delinquir para las organizaciones criminales.

Agregó que las formas delictivas han asumido no sólo la falsificación por sí misma, sino también la usurpación de funciones y atribuciones de la autoridad.

Hasta hoy, subrayó, la falsificación y el uso indebido de uniformes e insignias se encuentran sancionadas en el Código Penal Federal, pero no en la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, donde sólo se contempla como delitos la falsificación de moneda.

 Por ello, planteó reformar la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada para tipificar el delito de falsificación de uniformes, insignias y el balizamiento (por clonación) de vehículos oficiales del Ejército, la Fuerza Aérea Mexicana, la Marina-Armada de México y de instituciones de seguridad pública a fin de  castigar la usurpación de funciones y las atribuciones de autoridad, así como de­sarticular todos los eslabones de la cadena delincuencial.

UNA GANGA. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana advirtió en junio pasado que el uso o la compra no autorizada de uniformes e insignias de los cuerpos de seguridad es un delito sancionado con uno a seis años de prisión y con cien a trescientos días multa. Sin embargo, esos uniformes y accesorios se pueden comprar sin restricción, pues ni siquiera piden identificación.

Por ejemplo, el pantalón del uniforme de la Policía Federal se puede adquirir desde 650  pesos hasta mil 400 en el color azul “Z”, que identifica al organismo; la camisa táctica cuesta  mil 400, los zapatos valen mil 800 pesos, la chamarra, desde 700 hasta  mil 500 pesos, según calidades de la tela.

Los uniformes militares también son fáciles de adquirir, frente a la puerta 8 del Campo Militar Número 1, militares y policías se surten de ropa y equipo táctico  para realizar sus funciones.

También venden prendas con los emblemas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), policías Militar, Naval y Federal, incluso de la Guardia Nacional que entró en funciones el pasado 30 de junio.

La camisola militar la consigues en 500 pesos; gorra color verde, 250 pesos; uniforme verde olivo de fusilero, incluida boina guinda e insignias y parches,  mil  650 pesos; pantalón camuflajeado, mil pesos. Las chamarras de los uniformes militares van desde mil 950 pesos.

El también secretario de la comisión de Marina del Senado, Ismael Cabeza de Vaca  advirtió que con esta ley para  endurecer penas por venta y falsificación de uniformes, así como usurpación de funciones se trata de desarticular todos los eslabones de la cadena delincuencial, desde el primero hasta el último, sin importar el rango.

Comentó que en Baja California, Campeche, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas, se tipifica el delito de falsificación de uniformes.  En general, dijo,  sólo se castiga el uso.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -