Opinión


Retorno sin gozo

Retorno sin gozo | La Crónica de Hoy

SRA. TANIA VANESA ÁVALOS, ESPOSA DEL MIGRANTE AHOGADO:

 

+No me preocupa la muerte, me disolveré en la nada

José de Saramago

 

Quisiera estar frente a usted para hacerle sentir el dolor que me provocó la muerte de su esposo Óscar y su pequeña hija Angie Valeria; y en alguna forma, llevarle la gran tristeza que su tragedia clavó en los corazones de millares de millones de mujeres y hombres en el mundo entero.

Si algún símbolo quisiera darse a la desesperación de los también millones de migrantes que vagan a lo largo y ancho del planeta, la inconmensurable y última imagen de Óscar y Angie seguirá multiplicándose durante mucho tiempo, con todo lo que hoy le significa a cuantos buscan un sitio dónde encontrar la felicidad que les negó el lugar donde nacieron.

Son muchos los dramas que provoca la pobreza y son escasas sus soluciones porque, si bien abundan los sitios inhóspitos en donde caravanas de toda la historia equivocaron su asentamiento, existen quizá muchos más en donde la miseria no está en su naturaleza, sino en la de muchos seres que se dicen humanos pero tienen mente de monstruos antropófagos.

Conozco muy escasamente su país, en cuya capital estuve pocos días hace ya más de tres décadas, pero lo recuerdo muy vivo y hermoso por su eterno verdor y la calidez para muchos excedida de su medio ambiente.  Recuerdo con gratitud la también cálida forma como me trataron los pocos salvadoreños con quienes me relacioné. Le confieso que no acabo de entender porqué en Centroamérica se cometió el error de hacer varios países entre los más pequeños de todos los continentes, pues para lo único que, me parece, les sirvió la multiplicidad fue para sólo compartir la escasez de oportunidades que se comparte frontera tras frontera. Es una pena que debe agobiarnos  a todos el hecho de que la única solución viable para ustedes es la migración, que significa enfrentar prácticamente todos los riesgos y los inconvenientes que pululan por el mundo. Siendo tan pequeños, sus países sufren el embate de todas las insuficiencias que sus gobiernos acumulan como instrumentos de trabajo.

Su esposo y su hija fueron víctimas de todos esos males, Tania, o por haber desconocido la  inclemente realidad que iban a enfrentar, o porque consideraron preferible correrse en riesgo ante el anhelado premio de llegar a ganarse el amparo del país más rico del planeta. Me duele mucho la imagen de sus cuerpos tendidos al ras del agua que los mató; creo que voy a vivir con este recuerdo, que no dejará de visitarme, e irse, y regresar sin cesar…

Quiso la suerte que anoche, hurgando en las secciones de frases célebres, me encontrara con la expresión escrita de los cuerpos de sus seres amados. La escribió hace largo tiempo un francés que se llamó Alphonse de Lamartine y dice:

A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en el mismo ataúd.

Su esposo e hija le dieron vida, con su muerte, a esa hermosa frase. Ellos descansan ya para la eternidad, tan amorosamente juntos como se fueron…

 

Internet: m760531@hotmail.com
Facebook: Leopoldo Mendívil
Twitter: @Lmendivil2015
Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -