Metrópoli


“Fue un terrible suceso que no puede repetirse”

Diana Sánchez Barrios, activista por los Derechos de la comunidad LGBTTTI+, alegó que los congresistas locales no tomaron en cuenta lo que la Constitución Política de la Ciudad de México y federal establece: reconoce la labor sexual como trabajo.

“Fue un terrible suceso que no puede repetirse” | La Crónica de Hoy

“Parece una Ley en la que se criminaliza el trabajo sexual y lo vuelve a llamar prostitución”, señala Diana Sánchez Barrios, activista por los Derechos de la comunidad LGBTTTI+”. (Foto: Saúl Castillo)

Diana Sánchez Barrios, activista por los Derechos de la comunidad LGBTTTI+, dijo en entrevista a Crónica que lo ocurrido en el Congreso de la Ciudad de México, con la Ley de Cultura Cívica, fue “un terrible suceso que no puede repetirse”.

Alegó que los congresistas locales no tomaron en cuenta lo que la Constitución Política de la Ciudad de México y federal establece: reconoce la labor sexual como trabajo. 

“Parece una Ley en la que se criminaliza el trabajo sexual y lo vuelve a llamar prostitución ignorando dos cosas, uno: un amparo que se ganó en 2014, y dos: la Ley del artículo 24 fracción séptima que se da como resolución efectiva para reconocer el trabajo sexual”, explicó Sánchez Barrios.

Dijo que los legisladores no se tomaron ni siquiera el tiempo para leer los artículos que hablan de este reconocimiento a la labor sexual y que “por esa misma razón se intentó criminalizar con esta Ley de Cultura Cívica”.

“Hicimos presión las organizaciones, asociaciones civiles, Derechos Humanos, la Copred y hasta la sociedad civil… Se hizo ciberactivismo contra esto que se estaba haciendo mal y todo por la vía institucional, hablando con las autoridades para que no se cometiera ese error”, señaló Sánchez.

DESLINDE. Cuando se le preguntó sobre el desalojo del inmueble marcado con el número 45, de la calle de Madero, en el Centro Histórico, negó tener cualquier vínculo con ese hecho.

Dijo que se le está señalando de algo sin que se le pueda comprobar.

“Hay una investigación a la cual sólo se le está dando voz a una parte y no a la otra, no es mi asunto, papelito habla y quien esté cometiendo un ilícito que vaya a la cárcel, sea quien sea, y en mi caso es una difamación. Yo sólo pido que lo comprueben y actuaré, porque no permitiré que ensucien mi imagen”, explicó Sánchez Barrios.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -