Opinión


Ricardo Sheffield

El funcionario federal lleva rato encadenando hits. Primero le encargaron el quién es quién en los precios gasolineros y (más allá de la eficacia de la medida balconeadora lopezobradorista), el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor se la ha rifado para llevar cada semana los datos prometidos por su jefe. Pero este arriba es por algo que nuestro lector podrá conocer unas páginas más adelante: Sus inspecciones en busca de kilos de 800 gramos en tanques de gas derivaron en detectar el estado lamentable de los cilindros que millones de familias mexicanas alojan en casa diariamente. Sheffield tomo el toro por los cuernos e hizo de esa detección fortuita un programa nuevo en favor del consumidor. Un ejemplo para otros puestos más arribita en el escalafón burocrático.

Ricardo Sheffield | La Crónica de Hoy

El funcionario federal lleva rato encadenando hits. Primero le encargaron el quién es quién en los precios gasolineros y (más allá de la eficacia de la medida balconeadora lopezobradorista), el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor se la ha rifado para llevar cada semana los datos prometidos por su jefe.

Pero este arriba es por algo que nuestro lector podrá conocer unas páginas más adelante: Sus inspecciones en busca de kilos de 800 gramos en tanques de gas derivaron en detectar el estado lamentable de los cilindros que millones de familias mexicanas alojan en casa diariamente. Sheffield tomo el toro por los cuernos e hizo de esa detección fortuita un programa nuevo en favor del consumidor. Un ejemplo para otros puestos más arribita en el escalafón burocrático.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -