Mundo


“Las empresas se irán a Taiwán”: una guerra en clave electoral y geoestratégica

“Las empresas se irán a Taiwán”: una guerra en clave electoral y geoestratégica | La Crónica de Hoy

El presidente de Estados Unidos tiene en mente una fecha: el primer martes de noviembre de 2020, día del que espera salir reelecto presidente de Estado Unidos hasta 2024. En vista de su fracaso en temas con los que ganó sus primeras elecciones —levantar el muro, tumbar la reforma sanitaria (Obamacare)— el republicano apuesta fuerte por la política exterior en dos frentes: Irán y China.
La retirada de EU del pacto nuclear de las potencias con Irán y la aplicación de duras sanciones tienen el objetivo de asfixiar a la república de los ayatolás y permitir así que Israel y Arabia Saudí (sus mayores aliados y compradores de armas de Oriente Medio) se erijan como hegemónicos en esa explosiva región.
En cuanto a los aranceles a importaciones chinas, Trump aspira a ­derrotar comercialmente al gigante asiático y de paso garantizar que el siglo XXI siga siendo el del imperio americano. La estrategia proteccionista y geoestratégica de Trump es que sus golpes arancelarios logren o bien el equilibrio comercial con el gigante asiático o bien asustar a las empresas estadunidenses que invierten en la llamada “fábrica del mundo”, como Apple, que fabrica en China gran parte de sus componentes. “No va a quedar nadie que haga negocios con China. Las empresas se irán a Taiwán”, presumió ayer Trump, en relación con la llamada por China “provincia rebelde”, considerada por el republicano un fiel aliado asiático.
Y finalmente, el mandatario republicano no dudará en vender al electorado la idea de que los demócratas son los amigos de los “enemigos chinos” y que el régimen comunista lo que espera ansiosamente es que gane cualquiera de ellos, como el exvicepresidente Joe Biden o el “comunista” Bernie Sanders.
Por aquí van a ir los tiros en este año y medio que nos queda para las elecciones en EU.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -