Opinión


Rosario Ibarra de Piedra

La activista mexicana y fundadora del Comité ¡Eureka! dio al gobierno federal y a la Cuarta Transformación una cátedra de principios. Ayer le entregaron la presea Belisario Domínguez y la devolvió. La luchadora social no la recibirá hasta que se encuentre a todas las personas desaparecidas por autoridades gubernamentales. Fue un duro revés a la 4T, en un evento al que asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien escuchó el mensaje en voz de Claudia y Rosario (hijas de Rosario Ibarra de Piedra). Así, se refrendó el reclamo que comenzó en 1974, cuando Jesús Piedra, también hijo de la activista, desapareció tras ser detenido por autoridades. El grito de Rosario seguirá y se escuchará en cualquier espacio…hasta en el Senado.

Rosario Ibarra de Piedra | La Crónica de Hoy

La activista mexicana y fundadora del Comité ¡Eureka! dio al gobierno federal y a la Cuarta Transformación una cátedra de principios. Ayer le entregaron la presea Belisario Domínguez y la devolvió. La luchadora social no la recibirá hasta que se encuentre a todas las personas desaparecidas por autoridades gubernamentales. Fue un duro revés a la 4T, en un evento al que asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien escuchó el mensaje en voz de Claudia y Rosario (hijas de Rosario Ibarra de Piedra). Así, se refrendó el reclamo que comenzó en 1974, cuando Jesús Piedra, también hijo de la activista, desapareció tras ser detenido por autoridades. El grito de Rosario seguirá y se escuchará en cualquier espacio…hasta en el Senado.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -