Opinión


Rosaura Ruiz Gutiérrez

La secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México fue pieza clave para lograr que se pusiera en marcha el nuevo Instituto Rosario Castellanos, creado para que los estudiantes que no tuvieron cabida en las universidades públicas, continuaran sus estudios. Gracias al apoyo de su secretaría, un total de 8 mil alumnos ingresaron a uno de los tres planteles: Coyoacán, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero, además de que se incorporaron 591 estudiantes de reingreso. Sin lugar a dudas, un gran paso para la educación superior de la capital, puesto que los jóvenes tendrán más opciones para poder terminar una carrera y así alejarse de la delincuencia y los vicios.

Rosaura Ruiz Gutiérrez | La Crónica de Hoy

La secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México fue pieza clave para lograr que se pusiera en marcha el nuevo Instituto Rosario Castellanos, creado para que los estudiantes que no tuvieron cabida en las universidades públicas, continuaran sus estudios. Gracias al apoyo de su secretaría, un total de 8 mil alumnos ingresaron a uno de los tres planteles: Coyoacán, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero, además de que se incorporaron 591 estudiantes de reingreso. Sin lugar a dudas, un gran paso para la educación superior de la capital, puesto que los jóvenes tendrán más opciones para poder terminar una carrera y así alejarse de la delincuencia y los vicios.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -