Metrópoli


“Seguridad, participación ciudadana y abastecimiento de agua, prioridades en Tlalpan”

Entrevista: La doctora Patricia Aceves Pastrana, advierte que no va a negociará ni apoyará a ninguna persona que tenga que ver con corruptelas o que actúe fuera de la ley. Celebra la intervención de la Policía Federal, Sedena y policía capitalina en el territorio para combatir delitos como invasiones de suelo de conservación, tala y aserraderos clandestinos.

“Seguridad, participación ciudadana y abastecimiento de agua, prioridades en Tlalpan” | La Crónica de Hoy

Fotos: Adrián Contreras

La doctora Patricia Aceves Pastrana, alcaldesa de Tlalpan, dice que a partir de este mes se comenzará a sentir su mano. Y lo afirma porque comenzarán a operar los 21 programas sociales que prometió y que resolverán los principales problemas que enfrenta el territorio: inseguridad, desabasto de agua y marginación.

En entrevista con Crónica, la morenista más votada en las pasadas elecciones de la Ciudad de México asegura que su prioridad será combatir los delitos que aquejan a los habitantes de su territorio, como la invasión de suelo de conservación, tala de árboles y apertura de aserraderos clandestinos.

Aceves ve con buenos ojos la intervención de la Policía Federal, de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía capitalina.

Cuenta que realizará obras hidráulicas para enfrentar los problemas de inundaciones y desabasto de agua. “Son problemas que durante años hemos enfrentado, y que tienen que terminar”.

Sentada a la mesa de la Sala de Juntas de la alcaldía, ubicada al sur de la Ciudad de México, la doctora en Química Orgánica por la Universidad Claude Bernard de Lyon, Francia, advierte que no negociará ni apoyará a ninguna persona que tenga que ver con corruptelas, que actúe fuera de la ley o que tenga intereses partidistas o económicos que afecten la vida de los habitantes de Tlalpan.

Y es que la exrectora de la UAM Xochimilco asegura que en los últimos meses se ha orquestado una campaña “muy sucia” en su contra por no prestarse a corrupciones y señalar los intereses de unos cuantos.

Cuenta que como pólvora sus opositores dispersaron el rumor de que estaba enferma y que se iba a retirar desde el mes de noviembre. No es así, asegura que hay alcaldesa para concluir su mandato, pero sobre todo tiene fuerzas para buscar el beneficio de sus representados, pues recuerda que fue la más votada en las pasadas elecciones de la Ciudad de México.

—Ya son casi cinco meses al frente de la alcaldía, desde octubre del año pasado, ¿cómo la encontró?, ¿qué ha podido hacer para los vecinos de Tlalpan?

—Las transiciones de gobierno nunca son sencillas, son complejas, el que entra tiene que terminar, tiene que cerrar y ejecutar las últimas acciones que dejó programadas la gestión anterior; en la mayoría de los casos, ya con el presupuesto comprometido. Son procesos difíciles y complejos.

Cuando llegamos tuvimos que entrarle a esta situación, de manera que hay muchas cosas que se atoran y no porque sean buenas o malas o porque la gestión anterior lo haya hecho bien o mal, sino porque una cosa es emitir un programa y otra es la realidad.

Los dineros apenas me llegaron, los míos, los que ya pedí, los que voy a ejercer en mis programas, de manera que voy a estar de lleno con estos programas y con más presupuesto en el mes de marzo.

Son los tiempos institucionales, eso no quiere decir que no hicimos nada en los meses anteriores, pero sí quiero puntualizar esto, porque la gente comenta: “ya pasaron 5 meses y por qué aún no se pavimentan calles”, y lo que yo les puedo decir es: no puedo pavimentar su calle porque no hay dinero para hacerlo, una pavimentación lleva consigo una licitación, entonces todos estos procesos son largos, no es nada del otro mundo así es en todas las gestiones, pero lo remarco, entonces en este tiempo hemos estando cerrando los programas de la gestión anterior, terminándolos y también gastándonos el poco dinero del que pudimos disponer y con ellos hemos trabajado y voy a entregar mi informe de los 100 días para que la gente se dé cuenta de las acciones que hemos estando realizando en la alcaldía.

Una de las demandas de la ciudadanía, como en toda la capital y en todo el país, es la inseguridad, y en ese terreno desde el primer día que llegamos hemos tenido diario un gabinete de seguridad y a partir de que entró la doctora Claudia Sheinbaum, este gabinete se amplió y ahora lo hacemos también con representantes del gobierno federal, con el Gobierno de la Ciudad, en el que está el Ministerio Público, la Contraloría, el Fiscal, la Policía de Investigación y ahora también se integró el Ejército, con el propósito de que todas las fuerzas que están presentes, nos interesa compartir y socializar y analizar de diferentes puntos de vista el problema de la seguridad y de esta manera conjunta poder entonces optimizar lo más que se pueda la capacidad que se pueda y sobre todo poder enfrentarlo.

En esta alcaldía hay problemáticas muy fuertes y complicadas porque el 80 por ciento de nuestro suelo es de conservación; entonces, hay quien tiene la atribución como el gobierno federal, en otras el Gobierno de la Ciudad y de hecho en cuestiones de seguridad estamos subordinados al gobierno local, porque la doctora Sheinbaum es la jefa de la Policía.

Aun así lo que nosotros hacemos es coordinarnos y pedir ayuda. El mes pasado se hizo un operativo muy grande con la Policía Federal, la Policía del Gobierno de la Ciudad y nosotros mismos para poder hacer acciones para recoger y clausurar establecimientos de aserraderos, en Santo Tomás y San Agustín, y esto es sólo un ejemplo, pero la problemática exacta es más compleja, nosotros no tenemos y no podemos intervenir en delitos que son federales o que competen al Gobierno de la Ciudad y también hay operativos en que se necesitan efectivos en gran cantidad, porque si no se pone peligro a los ciudadanos como los vecinos o como yo.

—¿Ve con buenos ojos la intervención de la Policía Federal y los militares en Tlalpan?

—Cuando se requiere, en los ámbitos en los que se requiere, estoy obligada a solicitar su intervención, yo no puedo decidir en una cuestión así, sería irresponsable porque aquí estoy hablando que son grupos muy violentos, armados y yo no voy a poner en riesgo a la gente y además no me corresponde. Sí, cuando intervienen lo veo con buenos ojos, porque cuando lo han hechos ha sido porque se requiere, en todos los casos a mí me lo comunican.

En este tipo de acciones es muy importante la secrecía.

—¿Hacía falta esta coordinación?

—Sí, porque el factor sorpresa es muy importante en estos asuntos; yo hasta ahorita me siento protegida, yo me siento mucho más arropada con toda esta organización que se está gestando e incluso ya se están haciendo acciones dirigidas de acuerdo a una estrategia y tenemos muy bien mapeada toda la delincuencia en la alcaldía, entonces hacemos operativos especiales y sabemos los puntos y bien hemos contratado policía auxiliar, que son 120 elementos para la alcaldía que son aparte del Gobierno de la ciudad, y la administración local prometió darnos un mayor número de elementos, y sí están llegando cadetes que salieron de la universidad; ya se observa mayor presencia de la policía, también nos están dando más patrullas, pero ya se ve que vamos hacia cumplir la meta.

—¿Cómo perciben los vecinos este reforzamiento de la seguridad?

—Los vecinos están muy preocupados (tema seguridad), son muy participativos y solicitan reuniones de seguridad que se han estado realizando semanalmente, porque por un lado en estas reuniones participa nuestro Director de Seguridad Ciudadana donde ellos, vecinos, exponen su problemática, sus inquietudes de lo que necesitan y sus quejas. Entonces, tenemos mucho contacto con la ciudadanía a petición de la ciudadanía, si hacemos estas reuniones es porque los mismos habitantes las solicitan, el asunto de la seguridad también lo estamos viendo desde la previsión del delito, tenemos un equipo de Participación Ciudadana que es de los más grandes, tenemos funcionarios en cada una de estas reuniones, y tenemos un funcionario que se encarga de estar en las zonas, siempre pendientes de las necesidades de los vecinos, acompañándolos, orientándolos, organizándolos para formar estos comités de Participación Ciudadana. Es fundamental que la ciudadanía se organice y que la misma ciudadanía haga suyos los actos de gobierno, porque finalmente todo lo que hacemos va encaminado al bienestar de las familias, y  todo lo que se hace es para eso y yo creo en eso y qué mejor que las personas se enteren de lo que estamos haciendo y que también propongan. La seguridad va emparejada con la recuperación de espacios públicos y el mejoramiento de la imagen urbana; esta alcaldía hereda una problemática de décadas de abandono; la doctora Sheinbaum, durante su gestión, hizo humanamente lo que pudo y recuperó muchos espacios, hizo muchos proyectos, pero es imposible que en una gestión de tres años alguien pueda levantar una problemática de 30 años, no se puede, yo estoy consciente, pero no importa hay que proseguir el camino y lo vamos a hacer, cada quien va poniendo su granito de arena y en este caso soy muy optimista, porque aquí las acciones son en beneficio de los ciudadanos.

—¿Qué delitos se han convertido en el dolor de cabeza?

—El principal delito que está ocurriendo es, por un lado el robo a vehículos y el robo casa habitación sin violencia, robo a transeúnte y ha bajado en el transporte público, pero en Tlalpan, la estadística nos pega porque tenemos la zona de hospitales, entonces cuando hay algún herido en alguna otra alcaldía lo traen a los hospitales de esta alcaldía, y si se muere aquí cuenta como homicidio doloso.

—¿El problema del narcomenudeo preocupa?

—Sí, preocupa, yo no creo que haya disminuido, con los reportes semanales de cuánta gente detuvieron con droga veo que permanece constante y es una cuestión vinculada a toda la situación social, económica y política del país, no es un problema de origen local; creo que ofreciendo opciones a los jóvenes, si les damos opciones culturales y educativas van a poder encaminar su ideales y esfuerzos hacia acciones más positivas, que sean en beneficio de su futuro.

Estoy convencida de que los jóvenes, en gestiones anteriores, se quedaron sin opciones y que fue la población que más sufrió. Sacamos ahora un programa social enfocado a los jóvenes para dirigir el tránsito por las mañanas en lugares estratégicos; son jóvenes que estamos eligiendo para ayudar y que sean ayudados.

—¿Entonces a partir de marzo se comenzará a sentir su mano en Tlalpan?

—Sí, tenemos 21 programas y el más importante sería el de Participación Ciudadana, pero tenemos programas para los Derechos Humanos, otros dirigidos a los niños, otros a los adultos, a los jóvenes, al campo, al deporte, a los adultos mayores y el que comentaba el principio que se llama Cultivando Comunidad, con la participación ciudadana; este programa tiene un presupuesto de 13 millones y van a ser 200 monitores comunitarios y seis vinculantes y está dirigido a 174 mil habitantes de Tlalpan, está muy vinculado con la prevención del delito, retroalimenta todas las necesidades y toma el pulso de lo que pasa en la alcaldía.

—¿En la alcaldía habrá obras?

—Sí, específicamente en rescatar la imagen urbana, porque la ciudadanía pide que arreglemos, pavimentemos, que le demos mantenimiento, pide que se arreglen los baches…

Tlalpan es la alcaldía donde más llueve y eso favorece las inundaciones, se desgasta muy fácilmente el asfalto y debemos mejorar el drenaje para que pueda irse el agua, porque el drenaje muchas veces está tapado. Las personas dejan el cascajo en la acera y todo eso se va a las alcantarillas, entonces vamos a hacer pozos de absorción para facilitar que el agua se vaya al subsuelo y que por otro lado también se eviten las inundaciones, pero el problema principal es que la infraestructura es insuficiente, es tal la cantidad de agua que cae y toda la red hidráulica está muy vieja y en mal estado, si tuviéramos una red hidráulica bien establecida no habría problema con el agua.

Tenemos el problema de la ordeña de agua ocasionando que la alcaldía se quede sin este líquido, eso lo vamos a resolver y tenemos un gran programa de pipas y es uno de los más caros, más de 100 millones de pesos en el subsidio de agua; esta alcaldía destina para este programa esa cantidad de dinero, aquí siempre tenemos las pipas funcionando y esto no es suficiente… esto se va solucionar con la red hidráulica.

Esta alcaldía es el pulmón de la Ciudad de México, tenemos los bosques del Ajusco, el Bosque de Agua, entonces Tlalpan le brinda beneficios ambientales a la Ciudad de México, que los mismo capitalinos desconocen, pero que debemos cuidar porque son vitales y, lo digo literal, sino tenemos agua ni aire esta ciudad no sobrevive, así de simple. Es una de las alcaldías más extensa, el 80 por ciento es rural y es de conservación y necesita un presupuesto muy especial y una vigilancia que debe ser federal y todo eso no depende de la alcaldía sino de otros factores y estamos conscientes de cuidarlo y conservarlo, porque en Tlalpan todavía se cultiva la tierra, tenemos pueblos originarios, más de 10 y aquí es el ombligo de la Ciudad de México.

Tenemos una cultura enorme, nuestro Centro Histórico ya es patrimonio y tenemos el maíz más rico, por lo menos es el mejor que he probado en México.

—¿Cómo es su relación con la Jefa del Gobierno capitalino?

—La doctora Sheinbaum nos está apoyando.  Con ella hay varios temas: la recuperación de Topilejo y las zonas más alejadas de la ciudad, tenemos centros de desarrollo y de aprendizaje virtual repartidos por toda la alcaldía, pero estas zonas están muy marginadas, porque así lo debo decir, Tlalpan está en los primeros lugares de marginación, en inseguridad somos la sexta alcaldía más segura, pero en marginación, junto a Cuajimalpa, ocupamos el primer lugar y esto se debe a que durante años estuvo olvidada, especialmente en la zona de los pueblos, que también fueron un botín político, eso lo debo decir, se mantuvo a la población así para poder manejar los programas sociales para la compra de votos y se favoreció la venta de los terrenos y todos estos asuntos los estamos atendiendo.

Yo por supuesto no voy a negociar ni a apoyar a ninguna persona que tenga que ver con estas actividades; estamos tocando los interés económicos de muchas personas en la alcaldía, pero queremos la transformación, por eso estamos aquí, y quiero mencionar que lo más complicado desde que llegué fue enfrentar los rumores, los ataques; ahora ya no es un rumor de una gente o dos, sino que es una campaña negra, dicen que me voy a enfermar y me voy, y así lo vienen diciendo desde noviembre del año pasado… Decían que me iba ir en diciembre, ya enferma y en enero, febrero y ahora dicen que marzo, pero no lo estoy, es una amenaza y se centra hasta con los de mi familia, quiero decir que eso es falso, y ya pedí que se iniciara una investigación para buscar al responsable, porque hay una amenaza,  me descalifican…

Yo fui la alcaldesa más votada de toda la ciudad, entonces la ciudadanía tiene un fuerte compromiso conmigo y yo con ellos, pero al decir eso no sé cuánto tiempo la población les va a creer, porque ya tendría que estar muerta y enterrada hace mucho… Hay una campaña en los medios, muy fuerte donde hay mucho dinero detrás.

—¿Qué es lo que viene para la alcaldía?

—Queremos hacer una alcaldía incluyente en la que tengamos los mismos derechos, las mismas oportunidades, respetuosa apoyando a los grupos vulnerables y apoyando a la comunidad LGBTTI, a las personas con discapacidad, y por supuesto a las mujeres, acabar con la discriminación, con la pobreza y queremos tener una alcaldía más bonita, porque ya lo es, sólo hay que mejorarla.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -